0,00 S/

No hay productos en el carrito.

16 C
Lima
domingo, junio 16, 2024

Qué esperamos las mujeres del Congreso 2021-2026

Por Diana Miloslavich Tupac

El nuevo Congreso estará fragmentado como el de hoy.  La fragmentación está en camino. Por ello es importante escribir sobre las agendas legislativas[1] [2]que desde sociedad civil las mujeres, feministas, sindicalistas, afroperuanas, indígenas, comunidad LGTI hemos venido articulando las últimas semanas.

En lo que hay coincidencias es en que debe seguir avanzando en la Reforma Política Electoral. Hay avances que son insuficientes a pesar de la paridad y alternancia conseguida. Ahora, solo el 22% de las listas parlamentarias colocó candidatas al Congreso como cabezas de lista y solo hay 3 mujeres encabezando listas al Parlamento Andino. Por ello, una buena propuesta es una nueva ley que establezca la Paridad Horizontal para la elección de representantes al Congreso de la Republica, Consejos regionales y Alcaldías. Una nueva iniciativa garantizará que las listas al Congreso tendrían que estar encabezadas por mujeres, entre otros.

El argumento que no puede haber Paridad Horizontal en las elecciones a las alcaldías porque no había suficientes mujeres se cae con el Informe del JNE[3] que señala que el 80% de las candidatas en este proceso electoral son militantes de las organizaciones políticas. Las candidatas mujeres jóvenes tienen un alto grado de formación académica.  Ya se había visto esta tendencia en un reporte de la CSMQP y el IEP el 2018; las mujeres son las más capacitadas como autoridades locales del periodo 2015-2018.

En la actualidad, dos de las cinco vicegobernadoras no reciben similar remuneración. El gobierno regional de Tacna y Ayacucho realizó cambios discriminatorios.  Por ello, habrá que apoyar una legislación que garantice similar remuneración. Teniendo en cuenta la paridad en las listas en los gobiernos regionales en las próximas elecciones regionales, el número de vicegobernadoras aumentará.

En el caso de los derechos sexuales y reproductivos hay una tendencia para seguir apostando por la interrupción del embarazo y por el aborto libre seguro y gratuito. Hay una iniciativa de la sociedad civil presentada y encarpetada y un nuevo proyecto del Frente Amplio. Lo más probable es que consigamos una despenalización del aborto por violación, incluso en el actual Congreso, tomando en cuenta que cada hora y media se produce una violación a niñas y adolescentes en el Perú.

En derechos laborales, además de la urgente aprobación del Convenio 190 de OIT sobre violencia y acoso en el mundo del trabajo, la agenda feminista recoge una iniciativa legal que garantice cuotas para mujeres en actividades y ocupaciones en sectores productivos con predominancia masculina como una medida para afrontar la pérdida acelerada del empleo femenino, así como un marco normativo para el teletrabajo femenino, entre otros

En derechos a una educación integral, se espera un marco normativo que garantice el cierre de brechas de conectividad con énfasis en zonas rurales y periurbanas para garantizar el acceso a Internet a las mujeres y niñas. Los desafíos para que las brechas no sigan aumentando necesita de nuevas legislaciones. El eje central sigue siendo que se garantice el enfoque de género en el Currículo Educativo Nacional.

El derecho a la igualdad y no discriminación tiene largas batallas que continuarán como la legislación sobre identidad de género y matrimonio igualitario, al que se sumarán nuevas otras sobre la inscripción del matrimonio igualitario registrados en otros países o el reconocimiento de las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en material de identidad y matrimonio igualitario.

El derecho a una vida libre de violencias para las mujeres tendrá consensos y acuerdos como ha sido en los últimos 30 años. Ahora se suman modificaciones para sancionar los delitos de trata, que hoy vemos con evidencias están vinculados a las desapariciones de las adolescentes y mujeres. La detención arbitraria de Sofía Franco ratifica la propuesta de modificaciones del Decreto Nº 267. Ley de la Policía Nacional, que debe incorporar el delito de acoso sexual y protocolos, medidas correctivas y formación en género.

Termino con iniciativas nuevas como una legislación que reconozca un Sistema Nacional de Cuidados que garantice políticas de compensación y reconocimiento a las mujeres por el trabajo doméstico no remunerado.  La última encuesta del MIMP[4] de mayo del 2020 recogió percepciones de que las mujeres habían elevado entre 4.1 y 4.9 horas su trabajo en casa.  La demanda de una nueva Encuesta de Uso de Tiempo el 2022 dependerá que se le asignen recursos este año.

Tenemos una Política de Igualdad de Género que es necesario dotar de un marco normativo, además de recursos y voluntad política. El derecho a la alimentación y la seguridad y soberanía alimentaria servirá para la crisis alimentaria que se avecina. Esperamos que candidatas y candidatos al Congreso tomen las agendas levantadas en este proceso electoral y que vienen de muchos años de luchas.

[1] Agenda Feminista Legislativa 2021-2026

[2] Agenda por la Igualdad

[3] JNE Participación política de las mujeres en las EG 2021 marzo 2021

[4] “Encuesta sobre percepciones y actitudes de mujeres y hombres frente al aislamiento social obligatorio a consecuencia del COVID-19” MIMP/Ipsos 2020

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy

Seguidores

2,913FansMe gusta
510SeguidoresSeguir
5,258SeguidoresSeguir
450suscriptoresSuscribirte

Suscríbete a nuestro boletín

Bienvenido(a)👋 Un placer conocerte. Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Puedes desuscribirte en cualquier momento.