0,00 S/

No hay productos en el carrito.

16.6 C
Lima
lunes, septiembre 26, 2022

Cita en Chota ¿Qué esperamos del debate?

Por Paula Távara

Luego de varias idas y venidas, “pechajes” por redes sociales y más de una anécdota, en unas horas veremos el primer debate entre Keiko Fujimori (FP) y Pedro Castillo (PL). Aunque coincidiremos con muchos analistas en que las condiciones en que este debate se ha fraguado no han sido las idóneas, lo cierto es que al final ha llegado el día.

Dejando de lado esto, y con una cuenta regresiva feroz, creo que hemos hablado mucho de la pertinencia o no del debate y poco de lo que deberíamos esperar de él. En mi videocolumna del día jueves[1] me atrevía a plantear cuatro temas de fondo que creo son básicos, sobre los que me explayaré en las próximas líneas. Pero quisiera plantear también algunos aspectos de forma que creo que son necesarios y exigibles para que este primer debate “pase la valla”. Empecemos con las formas.

  • Barra, pero no barra brava. Jugar de local siempre da una ventaja y Chota, además de ser su provincia natal, le dio a Castillo un 66,5% de los votos, mientras que a Fujimori solo un 5,4%. Si sumamos otros factores, el público pareciera ser que tendrá un claro favorito y, si bien esto no es malo de por sí, si deberíamos poder contar con que el apoyo al señor Castillo no se convierta en una barra brava contra la señora Fujimori, principalmente por el espíritu democrático de un encuentro como este. Además, quitaría el foco de los planteamientos y propuestas que esperamos oír y posicionaría a la candidata como víctima en lugar de como contendiente a la par lo que, dicho sea de paso, le haría flaco favor a la campaña de Castillo a nivel nacional.
  • Respeto mutuo y trato igualitario. En una elección que en su polarización ha mostrado la triste realidad de un país dividido, clasista y racista aún, el debate de mañana debería centrarse en ideas y en presentar esas ideas sin ahondar en la violencia (ya no agresividad) con que se han referido unos y otros. ¿Qué quiero decir? Que esperamos una actitud –de candidatos, equipos y seguidores– que no reproduzca ni fortalezca estereotipos raciales ni tampoco, ojo, machistas.
  • Distancia social, ante todo. Aunque parezca casi una obviedad en este punto de la segunda ola, lo cierto es que es necesario recordar a todos, organizadores, público y candidatos, que no cumplir con las necesarias medidas de protección sanitaria pone en riesgo a todos los asistentes y da muy mala seña de su preocupación y atención por la crisis sanitaria que estamos viviendo en el país. Sus mítines no son buen antecedente. Esperemos que esta ocasión sea diferente.

Dicho esto, en torno a los temas de fondo, me reafirmo en cuatro que creo no pueden quedar fuera y de los que deben darse, más que eslóganes y grandes principios, propuestas concretas de medidas factibles.

  • Medidas claras para afrontar la pandemia. Hablamos de las medidas de vacunación y de contención. Es decir, contratos de compra y esquema de vacunación y cómo limitar los contagios, respectivamente. Fujimori ya ha expresado no creer en cuarentenas y tendría que plantear sus alternativas y, ojalá también, deslindar con una incipiente y nada certera “vacuna peruana” y sus promotores.
  • Compromisos con nuestra institucionalidad democrática: Creo importante que se haga referencia a la independencia y estabilidad de los Organismos Constitucionalmente Autónomos (Defensoría del Pueblo, en específico) y un respaldo y respeto a la autonomía de nuestro sistema de justicia (Tribunal Constitucional, Fiscalías, JNJ), dejando claro no solo que no se les desaparecerá, sino que tampoco se les copará políticamente.
  • Medidas reales de desarrollo social y económico. Recuperación de la economía familiar, desarrollo regional (incluida capacidad estatal para gasto público) y un análisis serio de qué hay que transformar (de cero o por partes) y cómo para un reparto más justo de los recursos, claro reclamo de la ciudadanía.
  • Garantías para lo ganado como sociedad. Asumiendo, no sin tristeza y frustración, que ambos candidatos coinciden en su postura contra el enfoque de género en la educación y su crítica a la SUNEDU, resulta fundamental saber qué alternativas proponen a estas dos políticas, o si se van a quedar en su lapidación.
LEA TAMBIÉN:  Presidenta de la comisión de Ética justifica su voto en contra de investigar a congresista por agresión
LEA TAMBIÉN:  Comisión de Salud conversó con colectivo de médicos que no apoya restricciones sanitarias

Y por supuesto, en forma y fondo, creo que la ciudadanía merece un debate que no apele al miedo ni a falsedades (que ya hay muchas en las redes y medios) y que respete nuestra capacidad de comprender y centrarnos en las propuestas y en un proyecto de país. Como ciudadanos y ciudadanas de esta bicentenaria república en crisis se lo vamos a agradecer.

[1] https://twitter.com/LaFactoria_Peru/status/1387913055229648899?s=20

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy