0,00 S/

No hay productos en el carrito.

16.1 C
Lima
viernes, mayo 24, 2024

Guía de colores: las elecciones en Alemania

Las elecciones parlamentarias del 26 de septiembre en Alemania son especialmente interesantes porque se trata del parlamento que elegirá a la sucesora de Angela Merkel, quien desde el 2005 es la primera mujer que asume ese cargo.

Las más recientes encuestas han causado sorpresa, porque colocan en primer lugar al partido Verde (Die Grünen), por encima de la Unión Democrática Cristiana (CDU, identificados con el color negro) y los Socialdemocratas (SPD, identificados con el color rojo), quienes actualmente gobiernan en una coalición en la que también participa la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU, identificados con el color celeste). Estos últimos, partidos más tradicionales, han perdido confianza de la población, que ha cuestionado su respuesta ante la pandemia del Covid-19.

La candidata de los Verdes parece que será la parlamentaria Annalena Baerbock, quien co-preside el partido junto con Robert Habeck desde 2018. Si su elección se confirma en el congreso partidario que se llevará a cabo en junio, será, después de Guido Westerwelle (Partido Liberal -FDP, identificados con el color amarillo), con 40 años, la candidata más joven a ese cargo.

Los Verdes surgen de la ola de movimientos sociales ecologistas, pacifistas y antinucleares de los años 1960. Se formó en 1993 luego de la caída del Muro de Berlín, como la fusión de Los Verdes, formada en Alemania Occidental, y la Alianza 90, formada en Alemania Oriental. Actualmente son el grupo político con menor representación parlamentaria, lo que hace que las encuestas generen un impacto mayor. Sin embargo, para gobernar, tendrán que armar coaliciones con otros partidos. Lo más probable sería una alianza con el SPD y, tal vez, también con el FDP, creando la coalición semáforo: Verde-Rojo-Amarillo.

Un gobierno liderado por los Verdes probablemente no implicaría un viraje muy marcado a la política alemana actual, que ya incorpora ideales que reconocen la importancia del desarrollo sostenible. Alemania ha sabido equilibrar bastante bien su economía con el bienestar de sus ciudadanos, lo que incluye la conservación de la naturaleza y el cuidado del medio ambiente. También ha sido astuto en reconocer el valor que le trae al sector público y privado una estrategia de cooperación internacional basada en principios basados en la conservación medioambiental. 

En el Perú, la cooperación alemana acompañó la creación del Ministerio del Ambiente en 2008. La canciller Angela Merkel incluso asistió a la juramentación del primer ministro del ambiente, Antonio Brack. Actualmente el sector medio ambiente ocupa la mayor cantidad de la inversión en cooperación por parte de la agencia de cooperación alemana en el Perú. 

La implementación de la Agenda de Desarrollo de las Naciones Unidas 2030 y del Acuerdo de París en países en vías de desarrollo sin duda implican una oportunidad de inversión para los países del Norte Global, lo cual es aprovechado por el gobierno actual para promover su industria verde, incluyendo la inversión en los sectores energía, procesos industriales y desechos, que son relevantes para cumplir el compromiso de reducción de emisiones realizado por el gobierno peruano el año pasado (hasta una reducción del 40% al año 2030), hecha en el marco del proceso intergubernamental sobre cambio climático.

A los siguientes gobiernos del Perú y Alemania les conviene conversar sobre el rumbo de la cooperación hacia el año 2030, particularmente que la transferencia de tecnología se lleve a cabo de acuerdo a principios de equidad y sostenibilidad global.

***

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy

Seguidores

2,913FansMe gusta
510SeguidoresSeguir
5,258SeguidoresSeguir
450suscriptoresSuscribirte

Suscríbete a nuestro boletín

Bienvenido(a)👋 Un placer conocerte. Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Puedes desuscribirte en cualquier momento.