0,00 S/

No hay productos en el carrito.

19.1 C
Lima
sábado, noviembre 26, 2022

Cuestión de firmas: El “Sí” y el “No” a una nueva Constitución

La ruta de la calle: El referéndum que nace del artículo 32

La vía que está tomando mayor impulso para alcanzar la reforma de la Constitución es la iniciativa ciudadana o “democracia directa” facultada por el artículo 32 de la Constitución. Este artículo indica que “pueden ser sometidas a referéndum: la reforma total o parcial de la Constitución”, entre otras normas con rango de ley y ordenanzas municipales.

Se establece, como parte de los derechos ciudadanos, los derechos a la iniciativa legislativa y de referéndum (artículo 2°, inciso 17); y de “participar en los asuntos públicos mediante referéndum” (artículo 31°).

Según indica, se «requiere la adhesión de un número de ciudadanos equivalente al 0,3% de la población electoral”. Luego, su artículo 18° expresa que las iniciativas provenientes de la ciudadanía “se tramitan con arreglo a las mismas previsiones dispuestas para las de los congresistas”. Es decir, el Parlamento debería aprobar en dos legislaturas consecutivas, con 87 votos a favor en cada una; o con mayoría absoluta y ratificada en un referéndum.

Esta es una de las rutas que más ha tomado fuerza en los últimos días tras notarse que no se contaría con la fuerza política para mover el juego de la constituyente desde el parlamento.

Al respecto, la constitucionalista Ana Neyra nos brinda matices para comprender el uso de esta facultad ciudadana. “Hay un debate sobre cómo se aplicaría porque muchos consideran que la única vía para reformar la constitución tiene que pasar por el Congreso mediante el mecanismo del artículo 206. Sin embargo, hay quienes tenemos una interpretación que, mediante el articulo 32 podría habilitarse una vía alternativa que plantearía que se recopilen firmas, con eso ir ante el Jurado Nacional de Elecciones para que se convoque a un referéndum. La dificultad para esto es que no es muy claro, es una interpretación de la constitución, interpretación con la que debería coincidir el Jurado Nacional de Elecciones, tenemos un antecedente como es el caso de FONABI en la cual el jurado consideró que esta materia no debía someterse a referéndum, se negó a convocar el referéndum, los impulsores llegaron al Tribunal Constitucional tras unos años, para que recién esto se pueda convocar en el año 2010. Hay un par de antecedentes que podrían ayudar que el JNE podría aceptar esto y es que en el año 2003 y 2012 el jurado dispuso que se pueda vender el kit electoral para conseguir firmas a dos iniciativas que buscaban la reforma total de la constitución, esto se dio con otros miembros de que conformaban el JNE y habría que ver si los actuales miembros toman una decisión similar”.

Un primer intento desde el Congreso

El pasado 18 de septiembre la bancada de Perú Libre presentó un proyecto de ley de reforma constitucional para convocar a referéndum y cambiar la Constitución Política de 1993. El proyecto de ley de la bancada oficialista es una iniciativa del congresista Wilson Quispe Mamani.

Según la iniciativa legislativa, el Presidente de la República debe convocar a un referéndum constitucional en el que la ciudadanía responda la siguiente pregunta: 

“¿Se debe convocar a una asamblea constituyente para que se redacte una nueva Constitución? Con las siguientes opciones a responder Sí o No». 

En caso de que gane la opción Sí, corresponderá al Mandatario convocar a elecciones para elegir a los integrantes de la Asamblea Constituyente cuando se desarrollen las elecciones regionales y municipales del 2022.

Se precisa que el Presidente deberá, con 60 días de antelación, dictar un decreto supremo que precise el número de integrantes que tendrá del órgano constituyente, fijando las reglas básicas de composición y funcionamiento.

«Redactado el texto de la nueva Constitución será sometido a un referéndum para su aprobación. La nueva Constitución regirá en el momento de su promulgación y publicación, derogándose orgánicamente la Constitución actual», señala la propuesta de ley. 

El plazo de funcionamiento del órgano constituyente será de seis meses, prorrogable una sola vez por tres meses.

Se precisa que 60 días posteriores a la devolución del nuevo texto constitucional, por parte de la asamblea constituyente, se realizará el referéndum aprobatorio con sufragio universal obligatorio. 

Congresista Mamani intenta desde el Congreso cambiar la Constitución

La recolección de firmas

Según pudimos revisar en el registro de venta de kits para referéndum de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), hasta 12 de agosto del presente año (fecha hasta que se encuentra actualizado el registro) se cuentan con dos kits de reforma de Constitución adquiridos el 23 de julio y el 12 de agosto por la misma persona, el congresista de Perú Libre, Bernardo Jaime Quito Sarmiento.

El primer kit adquirido el 23 de julio tiene como texto “REFERENDUM PARA CONSULTAR A LA POBLACIÓN, SI ESTÁ DE ACUERDO CON LA REFORMA TOTAL DE LA CONSTITUCIÓN DE 1993 A CARGO DE UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE, POPULAR Y SOBERANA».

El segundo kit adquirido el 12 de agosto se titula: «REFERÉNDUM PARA CONSULTAR A LA CIUDADANÍA LA REFORMA TOTAL DE LA CONSTITUCIÓN DE 1993 A CARGO DE UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE, POPULAR, SOBERANA Y PLURINACIONAL”.

Es mediante el kit 00000041 en el cual se estaría recolectando firmas en Lima y Provincias promovido por el  partido Perú Libre. Como se puede observar en las redes sociales del presidente de partido, Vladimir Cerrón, compartió “la Asamblea Constituyente será la voz real de los pueblos de nuestra patria. Un consenso para una democracia no solo representativa, sino participativa y protagónica popular. Un proyecto para un país justo y soberano”, esto junto a la imagen del planillón 00000041.

En agosto pasado, el Comité Ejecutivo Nacional del partido de gobierno emitió la directiva 005-2021, en la cual estableció que los comités regionales organicen eventos informativos y de socialización sobre la iniciativa, en coordinación con bases provinciales y distritales.

Además, se colocaron metas por cada región, que van entre las 100 mil y 400 mil firmas, dependiendo de cada población. El objetivo es conseguir cuatro millones de rúbricas.

El cumplimiento de la directiva estará bajo supervisión del mismo Cerrón, secretario general del partido. En el documento se puede observar la firma del presidente del partido.

El parlamentario Edgar Tello (Perú Libre) dijo para El Comercio, que los comités provinciales y distritales se están “autofinanciando” y, añadió, que los integrantes de la bancada oficialista están apoyando a los dirigentes de sus regiones en este proceso.

Quito también usó el mismo argumento al sostener que cada base de su partido se autofinancia, porque la recolección de firmas “no requiere mayor” gasto de recursos.

“Lo que se necesita fundamentalmente es la impresión de planillones, y es en esto que se está apoyando. Por ejemplo, yo he impreso cuatro millares. Pero esto es una tarea de todos, y tiene participación del pueblo. Nosotros no requerimos millones [como otros] que luego vienen a cobrártelos a través de lobbies algunos sectores económicos”, expresó.

El factor Ghersi: La recolección de firmas para “No” cambiar la Constitución

El abogado constitucionalista Lucas Ghersi se ha nombrado líder del colectivo “No a la asamblea constituyente”, que busca – desde una iniciativa ciudadana mediante recolección de firmas- producir una ley que prohíba la conformación de una asamblea constituyente.

Actualmente, Ghersi se desempeña como docente de la Facultad de Derecho de la Universidad San Martín de Porres desde hace casi tres años y como abogado del Estudio Ghersi.

En una conferencia de prensa del 12 de agosto, Ghersi señaló que tiene la seguridad de superar los 2 millones de firmas para septiembre.

Como reacción a los movimientos de bando contrario, el promotor de la iniciativa que busca impedir el cambio de la Constitución, solicitó el pasado 18 de septiembre a las autoridades que se investigue si existen recursos públicos del Estado en el financiamiento de la “campaña millonaria” que impulsa Perú Libre para recolectar firmas a fin de promover un referéndum para una nueva Carta Magna.

Ghersi dijo que se debe indagar cómo la agrupación oficialista financia algunos elementos publicitarios que tienen como objetivo acercar a los ciudadanos a dicha iniciativa política.

“La campaña de ellos es una campaña millonaria con pautas publicitarias. Habría que ver cómo se está financiamiento y si hay un financiamiento público en eso. Esto debe ser objeto de investigación y eventualmente de una sanción (si se encuentran responsabilidades)”, manifestó.

Asimismo, denunció que el Gobierno está al mando de la campaña y que “eso abre dudas respecto de la neutralidad y del financiamiento, porque nuestra campaña es humilde y no se generan gastos”.

Este movimiento también se ha mantenido durante este mes recolectando firmas en varias provincias y la capital. Según pudimos revisar en sus redes sociales a la fecha de realizarse este informe (23 septiembre) la agenda planteada tenía como puntos de recolección en provincia: Arequipa, Cajamarca, Cuzco, Lambayeque, Trujillo y Tumbes.

En Lima, la agenda marca 30 distritos como puntos de recolección de firmas para mostrarse en contra de una nueva Constitución.

En respuesta a este movimiento, como nos comenta Neyra, esto estaría impulsando una restricción y limitación a un derecho ciudadano, como es la iniciativa desde la población a pedir cambios y reformas en política. “Me parece que eso es inconstitucional porque es limitar un derecho fundamental, la iniciativa ciudadana es un derecho ciudadano. El presupuesto que están planteando es que sí puede haber una iniciativa de reforma de un modo que pase por referéndum directo, por lo cual están habilitando la otra iniciativa (la cual busca el cambio constitución), lo que (este grupo) está diciendo es que sí se puede”.

Frente Demócrata Arequipa. El denominado “Frente Demócrata Arequipa” también recolecta firmas para “No” cambiar la Constitución. La idea es elevar una iniciativa legislativa ciudadana ante el Congreso para reformar la Carta Magna e impedir la Constituyente.

El líder de este colectivo es Renzo Estrada Huerta, estudiante de Derecho (26), que, junto a otras 15 personas, empezaron hace un mes y medio a recabar 300.000 firmas, número exigido, de acuerdo al artículo 17 de la Constitución para presentar el proyecto de ley en mención.

La recolección de firmas hasta hace unos días solo se realizaba en cuatro locales del Cercado, Cayma y Yanahuara. Desde el martes 31 de agosto, el colectivo busca firmas en las calles. No obstante, aún conserva sus sedes para canalizar el apoyo de otros “demócratas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy

Seguidores

2,913FansMe gusta
510SeguidoresSeguir
5,258SeguidoresSeguir
450suscriptoresSuscribirte

Suscríbete a nuestro boletín

Bienvenido(a)👋 Un placer conocerte. Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Puedes desuscribirte en cualquier momento.