0,00 S/

No hay productos en el carrito.

16.1 C
Lima
lunes, mayo 16, 2022

EL FACTOR CASTILLO: En las elecciones regionales y municipales 2022

Se acercan las elecciones regionales y municipales aceleradamente, en medio de un clima de incertidumbre de la política nacional; harían bien los candidatos a los distintos sillones regionales, provinciales y distritales, en sacar las lecciones de esta crisis política permanente.

Analistas y especialistas, el ciudadano común y corriente, coinciden que la anomalía de las elecciones nacionales, es que los ciudadanos entregan su voto, sin verificar y reflexionar: la solvencia del candidato, si tiene un programa o plan de gobierno, así como si hay un equipo talentoso y virtuoso para el equipo de gobierno.

Cuando unas elecciones se encuentran perturbadas, por la presencia de una candidata repudiada por sus corruptelas y es heredera de una dictadura; llevan a que el contrincante cualquiera sea su condición y talante, termine ganando las elecciones sin cumplir los requisitos básicos; por cuya razón los electores prescinden de su capacidad, equipo y programa de gobierno. Así ganó Pedro Castillo a Keiko Fujimori.

Al ocurrir esos vacíos y no cumplir esas condiciones mínimas, se abre el desgobierno presionado desde adentro, por los aventureros que llegan a la casa del ganador a última hora; así como por la presión y el chantaje de la perdedora que, mina la gobernabilidad con denuncias de fraude electoral y amenazar  con la vacancia, como ocurren en estos días.

ELECCIONES NI CERCA NI LEJOS

Las elecciones regionales y municipales, también tienen dichas similitudes y particularidades; hay la tendencia a personalizar las campañas, concentrando todos los valores positivos y negativos en la cabeza del candidato; sin prestar la atención a los planes de gobierno y al equipo que gestionará la nueva administración.

Los electores y partidos que compiten, tienen ahora la responsabilidad y oportunidad, en el caso de los ciudadanos exigir y en los partidos y candidatos resolver y solucionar esos vacíos; elaborando un buen Programa y Plan de Gobierno, tarea que no se hace en unos días, copiando generalidades o reescribiendo viejos planes de campañas anteriores. Estamos ante un nuevo escenario post pandemia y ella exige una nueva visión regional y municipal.

Construir un buen Plan de Gobierno, permitirá por otro lado organizar un equipo solvente de gobierno, capaz de ejecutar las propuestas; para que de esta forma la gestión no termine en una repartija improvisada de cargos y sea un fracaso la gestión.

Es por otro lado, un examen para los cuadros profesionales en su compromiso, capacidad y lealtad a un buen gobierno; a fin de no resbalar al uso y llegada de los “técnicos” oportunistas que, visten distintas camisetas y casaquillas a la hora de visitar al candidato y al ganador.

Finalmente el liderazgo de un candidato, no se mide por las fotografías de moda o por los recursos económicos que derrocha en la campaña; su talento será medido por la capacidad de propuesta y viabilidad que entrega a los electores, así como por el equipo que construye y dirige.

Haciendo una analogía con la guerra, solo es posible vencer las batallas si hay un equipo de oficiales y tropas disciplinadas, debidamente entrenadas con tiempo; con una estrategia y táctica para cada escenario y contingencia; encabezados por un general con pensamiento y acción de victoria.

Los partidos y candidatos para estas elecciones, deben sacar la actual experiencia traumática de la inestabilidad, por la falta de un Plan de Gobierno que, nunca tuvo Perú Libre y la reemplazó con el radicalismo vacío, con lo cual no se puede gobernar; así como por haber improvisado a un Profesor que, teniendo experiencia sindical no estaba capacitado para el ejercicio de la Presidencia.

Que no se repita la historia en estas elecciones que vienen, estamos todos notificados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy

spot_img