0,00 S/

No hay productos en el carrito.

19.1 C
Lima
lunes, mayo 16, 2022

LITERATURA Y FÚTBOL

El libro, “El funcionamiento general del mundo”, del importante escritor argentino, Eduardo Sacheri, trata sobre el fútbol utilizando varias historias. No es, ni será, la primera vez que la literatura se cruza con el más popular de los deportes.

 

Federico Benítez nos cuenta su historia personal desde diversas perspectivas: su adolescencia, el colegio en el que se educó, y el fútbol, el gran personaje ubicuo de la obra. También nos revela cómo se va haciendo adulto, los sinsabores de su matrimonio y lo que representa ser padre. Esa combinación de vivencias, de la mano de la escritura de Sacheri, nos permite conocer cuál es el funcionamiento general del mundo.

 

Un fin de semana largo en la Argentina, que se suponía iba a permitir que Federico hiciese un viaje fuera de Buenos Aires con sus dos jóvenes hijos, se convierte sin embargo en una larga y sentida confesión acerca de la vida, con todas sus vicisitudes; alegrías, carencias y triunfos que siempre tiene. El cambio inusitado de planes desencadena el desahogo: ya no irían a las Cataratas de Iguazú por unos días de relajo, sino a la Patagonia, el frígido rincón del sur, no a descansar sino a participar en el entierro de una querida profesora del colegio. De vestir

sandalias y bermudas para soportar el calor, el padre y ambos hijos pasaron a la ropa polar y al abrigo para sufrir el intenso frío.

 

El largo viaje por carretera (no fue posible encontrar pasajes en avión), que durará varios días, es el mejor escenario para el recuerdo. Federico crece en un hogar disfuncional: una madre despreocupada, un padre ausente y un abuelo alcohólico. Pero el fútbol es su gran refugio. Y la profesora de dibujo, que es precisamente la que acaba de fallecer y a la que prometió acompañarla cuando se despidiera de este mundo, es su gran guía: se convierte en su consejera de vida, aquella que le marcará el camino.

 

Eduardo Sacheri, además de un magnifico escritor, es un celebrado aficionado al fútbol. De hecho, es autor de varios relatos, algunos libros y frecuentes columnas sobre el conocido deporte. “El funcionamiento general del mundo” no es una excepción sino todo lo contrario, una confirmación de sus conocimientos y preferencia. En varias partes de la novela hace apuntes conceptuosos sobre dicho deporte: el fútbol no se juega con los pies sino con la cabeza, es un resumen representativo de ese alcance.

 

La conversación que Federico sostiene con sus hijos, Candela, la mujer, y Joel, el hombre, conforme el auto avanza las difíciles carreteras del interior que habrán de llevarlos al recóndito lugar del entierro, es inicialmente tensa. Pero va relajándose de acuerdo a las confesiones que les va haciendo: cómo obtuvo el dinero para inscribirse en el campeonato de fútbol del colegio; cuáles fueron los enterados consejos que la profesora, convertida en entrenadora del equipo, les da hasta llegar a la final del certamen; y cuáles los sentimientos que lo acompañaron en esa inicial etapa de su vida.

 

La pluma de Eduardo Sacheri es lo suficientemente versátil para que los diálogos no solo sean comprensivos y aleccionadores, sino sensibles en algunos casos y francamente divertidos en otros.

 

Federico Benítez, el personaje que habla de su vida, antes que a sus hijos, se confiesa a sí mismo, y en ese honesto esfuerzo se encuentra con ambos, con Candela y Joel, logrando entonces un acercamiento de auténtica ternura y genuino amor. Y no se trata de un cliché estereotipado sino de una sentida transmisión.

 

“El funcionamiento general del mundo”, es una novela en la que la creatividad de Eduardo Sacheri convierte al fútbol en el telón de fondo de la vida misma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy

spot_img