0,00 S/

No hay productos en el carrito.

19.1 C
Lima
lunes, mayo 16, 2022

HISTORIA DEL 8 DE MARZO, DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER: SUS ORÍGENES

La historia del 8 de marzo forma parte de la historia de las mujeres en sus diversas vertientes de fines del siglo XIX y los primeros años del siglo XX. Esta unida a la historia de las mujeres trabajadoras de la industria textil, en su mayoría migrantes, a la historia de las sufragistas por su derecho al voto y a las mujeres de los partidos políticos existentes.

Desde 1860, había sufragistas que hicieron de la lucha por el derecho al voto, su reivindicación principal. También estaban las mujeres en los partidos políticos de ese entonces.  Las mujeres del Partido Socialista Norteamericano llevan la propuesta a la Internacional Socialista de Mujeres de un día internacional para las mujeres,

Por otro lado, estaba el movimiento sindical textil femenino que venía luchando por mejores condiciones de trabajo desde comienzos de la revolución industrial y las luchas de las mujeres obreras en la Rusia zarista.

A comienzos de siglo XX las feministas socialistas de Chicago organizaban actos en el Teatro Garrick. El 3 de mayo de 1908, se organiza un acto denominado «Día de la Mujer”, presidido por destacadas mujeres socialistas como Corinne Brown y Gertrude Breslau-Hunt. Esta reunión fue dedicada a la causa de las obreras y a denunciar la opresión de las mujeres. Para entonces, el Comité Nacional de la Mujer del Partido Socialista Americano recomendó a sus secciones dedicar el último domingo de febrero a celebrar actos a favor del sufragio femenino. Con esta celebración comienza la historia del día internacional de la mujer de una de sus vertientes.

El domingo 27 de febrero de 1910 se reunieron en el Carnegie Hall de Nueva York tres mil mujeres para celebrar el «Día de la Mujer». El acto fue convocado por las feministas que solicitaban apoyo en su campaña por el derecho al voto, las obreras que encabezaron la famosa huelga de las camiseras asistieron de invitadas al evento, la celebración coincidió con el fin de la huelga. Esto que muestra que eran movimientos que tenían vinculación y articulaciones.

Semanas después ocurre la tragedia de lo que fue el incendio industrial más trágico que se produce el 25 de marzo de 1911, en la fábrica de camisas Triangle en Nueva York, donde el fuego causa la muerte de 146 obreras textiles, inmigrantes de origen judío e italiano, había 2 niñas de 14 años, seis de 15 y, en su mayoría,  entre 16 y 22 años.  The National Womens Trade Union League fundada en 1903, se fortaleció y logro cambios en la legislación laboral, y desde entonces se convirtió en una fecha emblemática relacionada con el día internacional de la mujer. Hoy afortunadamente podemos encontrar los testimonios de las sobrevivientes para conocer sus historias y las condiciones laborales que tenían, y son de fácil acceso en la Universidad de Cornell.

En el campo de la política partidaria, el partido socialista norteamericano adoptó una actitud más abierta frente al movimiento sufragista, al igual que las direcciones sindicales. Al igual que el partido francés que adoptó el principio del sufragio desde 1879. Recordemos que en esos momentos la causa del sufragio no era apoyada por sectores socialistas, a pesar de que las sufragistas habían nacido y crecido en la lucha antiesclavista tanto en Norteamérica como en Inglaterra. Les niegan la entrada en la Cumbre Mundial contra la Esclavitud, que se realiza en Londres (1840) por ser mujeres. Esta situación genera enormes tensiones y disidencias en el movimiento sufragista porque habían sido activistas en contra de la esclavitud.

Las socialistas norteamericanas desestimaron el acuerdo de la Primera Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas de Stuttgart de agosto de 1907, que prohibió la colaboración con las sufragistas. El Congreso Nacional del Partido Socialista de mayo del 1910 resolvió enviar sus delegadas al Congreso Internacional Socialista. A la reunión que se celebró en Copenhagen, asistieron Lena Morrow Lewis y May Wodd Simons con la propuesta de transformar el Día de la Mujer, en el Día Internacional de la Mujer.

Antes del Congreso, se llevó a cabo la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas de donde salió la propuesta de seguir el ejemplo de las socialistas norteamericanas y dedicar un día especial de las mujeres, cuyo fin principal fue el promover el derecho al voto de las mujeres. Presidió esta Conferencia Clara Zetkin.

La fecha no quedo establecida. En norteamerica se continuó celebrando el último domingo de febrero hasta 1914. En Rusia se celebró el 17 de febrero de 1913 como Día Internacional de las Obreras.

El 8 de marzo de 1917   se realiza una gran manifestación de mujeres en San Petersburgo de las obreras, trabajadoras textiles del distrito de Vyborg que declararon la huelga por el pan, y quienes bajo el lema Pan, abajo el Zar, se movilizaron cerca de 120,00 hacia el centro de la ciudad también querían el regreso de los combatientes de la guerra, cuatro días después se les otorgó el voto y meses después se da inicio a la revolución de octubre. Las mujeres fueron decisivas en ese momento, pero poco reconocidas en la memoria histórica.

La Historia de estas fechas está ligada directamente sin duda a Clara Zetkin (1852 -1933) socialista alemana fundadora de la II Internacional máxima figura del movimiento internacional y Alejandra Kollontai (1872- 1952).

En nuestro país hay que reivindicar a Flora Tristán (1803-1844), la autora de la Unión Obrera plantea que el grado de avance de una sociedad se mide por la situación de las mujeres y a María Jesus Alvarado (1878-1971) que en su histórico discurso el 28 de octubre de 1911 sobre el Feminismo Peruano reclamando derechos civiles y políticos para las mujeres para intervenir en la vida nacional, es por su cercanía a las organizaciones obreras que termina exiliada por Leguía.

La historia de las mujeres y sus luchas sigue siendo difícil de documentar, por el poco interés de historiadores y de la academia. Sin embargo, se viene reconstruyendo en los últimos años. ¿Qué tenemos? el testimonio de Mari Jo Buhle sobre las mujeres y el Partido Socialista de 1901-1914 que escribe sobre las celebraciones de comienzos de siglo del Día de la Mujer, los escritos de la II Internacional, los de Alejandra Kollontai, la investigación exhaustiva de Rene Cote que revisó las fuentes de la época y ahora la documentación e investigaciones de la Universidad de Cornell sobre el incendio de la fábrica Triangle en Nueva York en 1911. Que finalmente ha reconstruido los testimonios y la documentación de la época.

Tardíamente Naciones Unidas reconoce el día 8 de marzo como una fecha emblemática en 1975. Es importante regresar a los orígenes y seguir luchando por documentar las luchas de las mujeres sufragistas (precursoras del feminismo), sindicalistas y políticas que desde el siglo XIX han hecho posible visibilizar nuestras desigualdades, conseguir los derechos que tenemos. Seguimos con una deuda histórica con las mujeres en su diversidad en todo el planeta.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy

spot_img