0,00 S/

No hay productos en el carrito.

16.1 C
Lima
martes, mayo 17, 2022

VIOLACIÓN DE MENORES, UN PROBLEMA REAL

Hoy me tomaré una licencia para tocar un tema sumamente sensible, que nos compete a todos como sociedad, y que como madre me duele profundamente: una nena de tres años fue ultrajada esta semana en La Libertad y el responsable fue capturado rápidamente. El hecho ha sido el centro de atención de todos los medios de comunicación y del comentario en las redes en los últimos días; y leo que muchos, como yo, se hacen una pregunta: ¿Qué hubiese hecho yo si la nena hubiese sido mi hija?

Hace muchos años, cuando aún no era madre, vi una película en la que un profesor abusaba de un niño menor; la justicia lo absuelve y la madre al saberlo, no puede controlarse y le dispara, y va presa por asesinato. En ese momento, como pueden imaginarse, no logré comprender por qué esa madre iba a prisión por hacer algo que muchos hubiésemos querido hacer. Cuando tuve hijos solo reafirmé esa idea: sí, yo era ESA madre; yo también hubiera matado al miserable.

¿Cuántos episodios de abuso sexual a niños menores existen en nuestro país? Seguro son muchísimos más, pero según cifras oficiales de la plataforma SISEVE desde el año 2014 hasta la actualidad, hubo 257 episodios de violencia sexual a niños menores de 6 años. De estos, el 77% fueron cometidos por quienes educan a esos niños.

Basada en la estadística de otras denuncias del mismo tipo, puedo decir con certeza que en realidad deben existir mucho más. Y también creo firmemente que para ese tipo de delitos, solo existe una solución: la pena de muerte.

Y si, a pesar de ser controversial y difícil, no imagino como podría seguir en este mundo un ser abominable que es capaz de hacer algo tal salvaje y bestial. Considero un insulto para las familias de miles de niños ultrajados que estos delincuentes despreciables sean mantenidos por el Estado.

Caben muchas preguntas: ¿qué es lo que hacemos como sociedad para detener estas situaciones, en un país donde más de la mitad de la población es muy conservadora y no desea una educación sexual integral para sus hijos? En nuestro país, la mayoría de los padres son incapaces de hablar de sexo con sus hijos; se excusan en que no es la edad para ellos, y encubren, modulan, e invisibilizan un problema mayúsculo que es parte de nuestras taras como sociedad, y para el que debemos encontrar un camino de solución.

Si habláramos en términos epidemiológicos, en nuestro país la prevalencia de la violencia sexual en menores es de un 35% según cifras oficiales; un porcentaje de estos actos fueron seguidos por el asesinato. Lo peor es que, en la mayoría de los casos, tales actos no son realizados por extraños, sino por personas conocidas en posición de poder: padres, hermanos, tíos, educadores. De esta violencia, las víctimas son un 82% niñas y 18% niños.

¿Por qué sucede esto? Pues mucho tiene que ver la impunidad del agresor.

Uno de los primeros pasos que nuestro país apenas está implementado desde 2020, y en otros países se ha hecho hace mucho, es el registro de agresores sexuales del Ministerio de Justicia. Hasta el día de hoy, sin embargo, este no es abierto al público, como en otros países. No puede ser que en los medios se victimice dos veces a quien ha sufrido abuso y violencia, incluso siendo plenamente identificados, pero no se haga pública jamás la identidad del perpetrador.

Me uno por eso al pedido reciente de la exministra Rosario Sasieta para que este registro de agresores sexuales sea puesto de manera inmediata como open data; que sea actualizado permanentemente y se pueda acceder a él a través de la plataforma del Ministerio de Justicia. Es necesario que esta medida sea implementada como parte de una solución a corto plazo, y que se comience a hablar de estas cosas de manera clara, en voz alta.

La negación, el encubrimiento y el miedo nunca han ayudado a ninguna sociedad: sus problemas deben tratarse de frente, los ciudadanos tenemos esa responsabilidad y esa deuda con todos los niños y niñas de este país que han sido victimas de monstruos que no merecen vivir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy

spot_img