0,00 S/

No hay productos en el carrito.

19.1 C
Lima
lunes, mayo 16, 2022

REFLEXIONES SOBRE POLÍTICA Y POLÍTICAS PÚBLICAS EN LA ACTUAL CRISIS DEL SISTEMA POLÍTICO

Siendo Secretario General Nacional del Partido Morado, el siguiente artículo es a título personal, no significando la posición del Partido Morado.

Estamos en un momento de crisis de la acción del Estado desde el Poder Ejecutivo, pero también desde el Poder Legislativo, que incide en la estabilidad del sistema político. Sobre esta situación, entregamos reflexiones acerca de algunos elementos de política (la puesta en escena de los políticos) y su influencia en las políticas públicas (el desarrollo de la acción del Estado por medios públicos para atender los problemas públicos de la sociedad); que las presentaremos a nivel de funcionamiento del sistema político, a nivel de Estado-Gobierno, a nivel de los actores sociales y económicos, así como a nivel de la estabilidad política.

En el nivel del funcionamiento del sistema político, se visualiza un presidente apegado a su legitimidad por la prevalencia del voto popular que lo llevó a ser elegido. Mientras tanto, se tiene una gran parte del Congreso pensando, de una u otra forma, en la vacancia presidencial, diríamos, pausada (como mecanismo de desgaste o ante la posible presencia de mayores indicios). Esto nos plantea realizar políticas públicas asociadas a una profunda reforma constitucional que fortalezca el sistema político entorno a mejorar la relación y control entre los poderes del estado, y a proporcionar opciones de descomprensión de los desarreglos que se hacen en el campo del funcionamiento de la política en el sistema político. Es decir, se requiere, desde el Congreso, una estrategia de reforma constitucional para aprender del presente y mejorar el futuro político de nuestro sistema democrático.

En el nivel de Estado – Gobierno, se visualiza que desde el Ejecutivo se tiende a gobernar con gabinetes que empiezan con cierto desgaste político, dando la impresión de que el propio presidente requiere de más alfiles de su confianza y con capacidad técnica, que vive acompañado con un poder fáctico desde el lado de CERRON (potenciado con los votos de su bancada), que tiene presencia como PERÚ LIBRE en algunas instancias del Gobierno como salud, a lo cual se suma el papel de los ministros que están acostumbrandos a esta convivencia (pero que pueden verse presionados por patrones de integridad). Esto influye directamente y negativamente en la aplicación y avance de la politica general de gobierno (que recientemente fuese aprobada por Decreto Supremo N° 164-2021-PCM; compuesta por 10 ejes, 30 lineamiento y 131 líneas de intervenciones), por la inestabilidad que genera tener 4 gabinetes ministeriales, en este corto tiempo de un poco mas de 6 meses de gobierno.

A nivel de los actores sociales y económicos; podemos comentar que la población no está todavía involucrada activamente en el proceso de solución a la crisis política, mientras que, al parecer, el sector privado espera que esto se resuelva en el Congreso. Ante ello, las políticas públicas que se vayan desarrollando desde el Gobierno y el Congreso en estos tiempos, debería conseguir aumentar progresivamente la legitimidad y recuperar la confianza política y social; poniendo énfasis en un desarrollo con libertad y progreso.

A nivel de la estabilidad política, debemos propugnar, como actores del sistema político y sociedad en general, a desarrollar una corriente que apuntale los esfuerzos en dar dirección a una ruta de gobernabilidad ante una difícil situación social, económica y, sobre todo todavía, sanitaria. Teniendo como un primer hito de tregua un tiempo determinado por el esclarecimiento de la responsabilidad presidencial ante los cuestionamientos de integridad, para lo cual será necesario de un pacto de confianza política con las agrupaciones en el Congreso y el Gobierno; esto deberá proporcionar tranquilidad al proceso de elecciones regionales y locales, donde tendremos la quinta generacion de autoridades subnacionales en estos 20 años del proceso de descentralizacion (materia que requiere revisarse y mejorarse, en un contexto de gobernanza territorial). De allí que todo esto debe estar encaminado en una suma que no reste.

Para afianzar cada uno de los niveles en los que hemos orientado las reflexiones de este momento político, la labor del Poder Ejecutivo podría apostar por el diálogo y concertar una apuesta por la gobernabilidad; pero sobre todo promover mecanismos de transparencia e integridad, para afianzar y no perder confianza ciudadana. Mientras que desde el Congreso se debe ejercer el control político, claro está como dictamina sus funciones y competencias, pero con mesura en la institucionalidad democrática y el respeto a los mandatos constitucionales. Es preciso resaltar que, si los actores del sistema político no son capaces de hacer acciones políticas – que despejen dudas e incertidumbres-, vamos directo a una colisión de poderes, en donde se seguirá fragmentando y debilitando nuestra democracia, pero, sobre todo, los que más perderán serán los ciudadanos y con ellos la población más desfavorecida y vulnerable. Por ello es importante, desde todos los actores, que generemos sumas que no resten.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy

spot_img