0,00 S/

No hay productos en el carrito.

19.9 C
Lima
miércoles, noviembre 29, 2023

El planteamiento de una segunda reforma agraria

De Velasco a Castillo, la primera reforma agraria

En 1969 el Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas encabezado por el general Velasco Alvarado implementó una serie de medidas con el objetivo de transformar diversos aspectos de la producción y los servicios de la sociedad peruana. Según el antropólogo Julio Cotler, estas medidas que fueron calificadas por el gobierno como antioligárgicas y nacionalistas, se dieron como respuesta a la situación de dependencia externa y dominación interna; y buscaban la transformación del aparato productivo eliminando la estructura terrateniente y el enclave extranjero (El gobierno militar, una experiencia peruana 1968-1980).

El 24 de junio del 2020 pude conversar con el sociólogo y ex guerrillero Héctor Béjar, el ahora canciller en el gobierno de Castillo, al respecto de la implementación y el contexto en el que se dio la primera reforma agraria del 69, sobre ello, Béjar señaló que, de no haberse hecho realidad esta reforma, el descontento social provocaría una guerra civil sangrienta. “Si no hubiera habido reforma agraria hubiéramos tenido una guerra civil sangrienta en el Perú, y, además, hubiera evolucionado rompiendo todos los límites porque si se revisa la historia de las luchas campesinas en el Perú, las luchas rurales, se va a encontrar con muchos crímenes. Sendero (luminoso) nos parece una cosa traída de la Luna, pero no, Sendero no es más que la evolución de la violencia en el campo”, relató.

Fue así que el 24 de junio de 1969, el Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas promulgó el Decreto Ley Nº 17716, contemplándose entre sus objetivos principales los siguientes:

  1. Eliminación del latifundio, del minifundio y de toda forma antisocial de tenencia de la tierra.
  2. El establecimiento de empresas de producción de carácter asociativo, de base campesina.
  3. La reestructuración de las comunidades campesinas tradicionales.
  4. El establecimiento de una agricultura organizada a base del esfuerzo asociativo de los agricultores.
  5. La creación de nuevos mercados a través de una justa distribución del ingreso que incremente el poder adquisitivo de la población marginada.
  6. El desarrollo paralelo de las industrias de transformación primaria en el campo.

El balance final es un tema aún en controversia, un grupo considera que tras la reforma el Perú entró en un debacle económico a causa de las contradicciones económicas del mismo gobierno y la corrupción dentro de las empresas agrícolas asociativas. Sin embargo, el objetivo inicial de impulsar la modernización del campo y la desaparición de terratenientes y hacendados se pudo lograr. Para Béjar, el tiempo en que se aplicó la reforma no fue el suficiente y los malos resultados son a causa de una contra reforma agraria nacida desde el derrocamiento a Velazco y que perdura hasta en nuestros días.

“No olvidemos que la reforma agraria peruana llega hasta 1975 y cuando desalojan a Velasco del poder empieza la contrarreforma agraria. Nosotros hemos tenido solamente la expropiación y la adjudicación de fundos de las comunidades campesinas y las organizaciones de agricultores. Pero no hemos tenido una etapa de construcción porque no alcanzamos a hacerla. Los grupos oligárquicos peruanos se adelantaron y cortaron todo ese proceso en 1975. Entonces, por siete años de reforma agraria, hemos tenido 50 años de contrarreforma agraria, no le adjudiquemos a la reforma agraria los resultados de la contrarreforma agraria, de toda la destrucción del campo que todavía sigue produciéndose hasta hoy”.

Héctor Béjar 24/07/20

Víctor Maita y la voz de una segunda reforma

El pasado 31 de julio el actual ministro de Agricultura, Víctor Maita Frisancho, sostuvo que una de las prioridades de su actual gestión es el fortalecimiento del agro familiar y la construcción de los lineamientos que permitan concretar una segunda reforma agraria.

“La pandemia ha permitido revalorar al hombre del campo, al campesino. Tras esa etapa, tenemos el desafío de colocar a la agricultura como una agenda prioritaria nacional”, dijo el exdirigente agrario, agregando que “esperamos cumplir en esta gestión con ese reto”, comentó Maita en declaraciones públicas.

Según pudimos recoger información de los lineamientos iniciales, se piensa conformar un Consejo Consultivo Multisectorial del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri), integrado por expertos del sector agrario, según señaló Maita durante la primera reunión de trabajo con gremios y organizaciones agrarias del país.

En su discurso, el ministro Maita manifestó que como parte de la segunda reforma agraria en el país involucrará como acciones primordiales una mayor capacitación y asistencia técnica a los productores de la agricultura familiar, así como la industrialización del agro.

“La segunda reforma agraria que falta concretar es movilizar, organizar y capacitar al campesino, y esto no se ha hecho y hay que retomarla; también vamos a impulsar la industrialización del agro. Por eso, retomaremos estos (temas) pendientes de la reforma agraria y con el apoyo de los gremios, haremos realidad esta segunda reforma agraria”, sostuvo.

Reunión con la Confederación Nacional Agraria. El lunes último, el ministro Maita organizó el “Encuentro con el ministro de Agricultura”, durante la reunión señaló que la primera reforma agraria ha sido frustrada, por lo que se retomará la etapa de capacitación del campesino y de industrialización del agro.

“Con el respaldo y el apoyo de ustedes, vamos a hacer posible y realidad todas las propuestas. Uno de nuestros grandes desafíos es hacer realidad la segunda reforma agraria. Esta primera reforma agraria concretizada, impulsada por el general Velazco ha quedado inconclusa. Más que inconclusa, ha sido frustrada. Sabemos que esta reforma agraria de 1969 tenía 3 etapas: la primera, de entregar la tierra al campesino, lo cual se ha concretizado. La segunda etapa, de movilizar, organizar y capacitar al agricultor, no se ha hecho, y eso se tiene que retomar. Ahora vivimos en otro contexto, estamos hablando de la reforma agraria tras 52 años. La tercera etapa, de tecnificar e industrializar el agro”, enfatizó

Además, indicó que otra prioridad del Midagri es darle más atención a la producción ecológica y orgánica. “En este siglo XXI, es una tendencia mundial el consumo de productos sanos y ecológicos, como políticas de prevención en temas de salud. Eso nos ha enseñado esta pandemia, que el consumo de esos productos es fundamental”.

Aumento de la pobreza agraria y el planteamiento del Conveagro

El economista e investigador del Grupo de Análisis para el Desarrollo (Grade), Eduardo Zegarra Méndez, compartió en una entrevista para Agronoticias que los productores agrarios han sufrido un fuerte golpe por la subida de precios de los alimentos animales, las importaciones y la negativa de la industria a pagar un poco más por la leche. Asimismo, compartió los resultados de la Encuesta Nacional de Hogares (Enaho) 2020, la cual arrojó que la pobreza agraria ha crecido de 43 a casi 50%, lo que es “una cifra enorme”.

En ese sentido, comentó que el nuevo Gobierno debe adoptar varias medidas fundamentales para reactivar la agricultura familiar, como levantar los niveles de protección comercial. “Creo que es un buen momento para hacerlo, dado que hay altos precios internacionales”, señaló.

Además, opinó que el gobierno debe darle “altísima prioridad” a un “programa agresivo de compras públicas de alimentos a la agricultura familiar”.

 

“En esto se ha ido con pies de plomo, pues ya hay una norma reciente (Ley N° 31071), pero se han demorado meses en reglamentarla, y resulta que el reglamento no ha sido satisfactorio para los gremios. Hay mucha lentitud. En general, los programas sociales y alimentarios siguen comprándole básicamente a la industria procesadora y nada a la agricultura familiar”, puntualizó para Agronoticias.

Por su parte, los días 19 y 20 de julio, la Convención Nacional del Agro Peruano (Conveagro), la Confederación Nacional Agraria (CNA), la Confederación Campesina del Perú (CCP), la Central Única de Rondas Campesinas del Perú (CUNARC-P) y la Asociación Peruana de Productores de Arroz (Apear), realizaron la Cumbre Nacional Por la II Reforma Agraria, en este espacio los gremios sentaron las primeras bases hacia una segunda reforma agraria como propuesta del ahora presidente Pedro Castillo.

Climaco Cárdenas, presidente de Conveagro, compartió en la convención agraria a la que pudimos tener acceso que “los habitantes de este mundo rural campesino, van a sentir tras más de 30 años de gobiernos que han llevado a nuestra patria a la riqueza de pocos, que estamos buscando que se devuelva un país con oportunidades y con justicia social económica para todos los hombres y mujeres del país”. Asimismo, mencionó el acuerdo con los gremios y un primer “documento” convergido en un texto que “debe ser recogido por el presidente electo y asumido a partir de este con un compromiso ante todo el Perú, y decir que vamos a hacer que esta segunda reforma agraria nazca con los lineamientos de Conveagro. Hemos mencionado que esta segunda agraria, después de construirse en el debate y propuesta aquí en estos dos días, tiene que empezar a aplicarse de un modo inmediato utilizando las normas y leyes vigentes”.

Sin embargo, señaló que este primer paso debe ser seguido por una discusión más amplia, más allá de solo las organizaciones agrarias, la cual, según relató, el espacio sería “en una asamblea constituyente”.

Climaco Cárdenas, presidente de Conveagro, en la Cumbre Nacional por la II Reforma Agraria

El primer documento en consenso entre los gremios agrícolas consta de 20 puntos los cuales, inicialmente, han sido mencionados por el presidente Castillo Terrones en su primer mensaje a la nación como es destinar 3 mil millones de soles para el FAE AGRO; Agrobanco como motor de la agricultura del país; plan de repoblamiento ganadero, priorizar los proyectos de irrigación, siembra y cosecha de agua considerando el aprovechamiento de nuestra biodiversidad. Los puntos del acuerdo son los detallados en la siguiente imagen:

Lo que dice el Plan Bicentenario

A razón de la segunda vuelta electoral, el entonces candidato Pedro Castillo publicó un documento anexado al primer Plan e Ideario de Perú Libre donde se detalló al respecto de las acciones a tomar en el sector agrícola.

En la página 8 del documento se puede apreciar el punto “Inicio de proceso de segunda reforma agraria”, sobre ello, indican que la política sectorial de la agricultura se ha ejecutado verticalmente de arriba hacia abajo, sustituyendo las iniciativas de los productores locales. “Lo que entendemos como segunda reforma agraria es el desarrollo rural agrario y participativo como una decisión política importante para la gestión de una agricultura con enfoque territorial y desde la participación movilizada de las organizaciones territoriales y locales de los productores”, se aprecia en el texto.

Lo que propone el Plan Bicentenario sobre una segunda reforma agraria es disminuir y reorientar la importación de alimentos, dando preferencia a la agricultura andina y orgánica; atención preferente a la agricultura familiar y comunitaria; fortalecer el sistema de planeamiento estratégico e información agraria desde las realidades locales; concertar con gobiernos regionales y municipalidades, revisar el acaparamiento y monopolio de tierras; restablecer y descentralizar la labor de extensión rural y agraria del estado e instaurar el instrumento de gestión “Presupuesto Territorial concertado para el desarrollo rural y agrario”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy

Seguidores

2,913FansMe gusta
510SeguidoresSeguir
5,258SeguidoresSeguir
450suscriptoresSuscribirte

Suscríbete a nuestro boletín

Bienvenido(a)👋 Un placer conocerte. Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Puedes desuscribirte en cualquier momento.