0,00 S/

No hay productos en el carrito.

16.1 C
Lima
viernes, mayo 24, 2024

Avances paritarios en tiempos revueltos: de los números a la agenda

Corren vientos cruzados para los derechos de las mujeres peruanas. La buena noticia es que la Ley 31030 aprobada en 2020 que adelantó la paridad y alternancia a las elecciones legislativas de 2021 dio frutos. Según datos preliminares publicados por el diario El Comercio, 49 mujeres integrarán el Parlamento[1]. Se ha pasado de 26.1% en las elecciones extraordinarias 2020 a 37.7%, once puntos más que rompieron el techo histórico del 30%. Ello, con las limitaciones que imponían su aplicación en una modalidad de votación preferencial y las estrategias partidarias que muestran resistencias a colocar a sus candidatas en las primeras posiciones en igual proporción que los hombres, siendo que la ubicación en las cabezas de lista incrementa notablemente las posibilidades de elegibilidad.

Con dicha información disponible, en cuatro de 10 bancadas – Juntos por el Perú (75%), Avanza País (57,1%), Alianza para el Progreso (53,3%) y Partido Morado 50%- las mujeres serían la mitad o más.  Y en una, Fuerza Popular (44%), superarían un 40%. En la bancada mayoritaria de Perú Libre serían 29,7%; en Renovación Popular 30,8%; en Acción Popular 25% y en Podemos Perú y Somos Perú 20%. Aunque hay que hacer un análisis más profundo las candidatas mostraron gran competitividad en organizaciones con un mejor rendimiento electoral (Fuerza Popular), rendimientos intermedios (Alianza por el Progreso y Avanza País) y más bajos (Partido Morado o Juntos por el Perú).  Aunque la alusión a los desempeños es comparativa pues la capacidad de conectar con la ciudadanía ha tocado mínimos históricos y la fragmentación es la regla.

Con esta mejora en el acceso, hay un nuevo reto por el que vienen transitando otros países de América Latina que han avanzado hacia la paridad numérica o la han logrado. ¿Cómo conseguir que este salto cuantitativo incremente también las probabilidades de una representación de los intereses y demandas de las mujeres y su diversidad en la agenda legislativa? Ya sea con la aprobación de nuevas leyes o con la fiscalización de las existentes para su efectiva implementación.

En particular, cuando el incremento de la participación de las mujeres se da en un contexto en el que el conservadurismo, tanto de izquierda como de derecha, cuenta con una importante presencia parlamentaria. Y tras un escenario de segunda vuelta altamente polarizado en el que alianzas y declaraciones de campaña activan las alarmas.  No es buena señal que una izquierda autoproclamada progresista respecto de los derechos de las mujeres pacte con Pedro Castillo y horas después el candidato presidencial señale que “el enfoque de género no es nuestra prioridad”[2].  No lo es que en el recién estrenado Plan de Gobierno “Perú al Bicentenario- Sin Corrupción”, trabajado con apoyo técnico ofrecido en el marco de dicha alianza, no se haya incluido ninguna propuesta específica favorable a las mujeres por las reticencias del núcleo duro de la agrupación reflejadas en la opinión de uno de sus congresistas electos.

En el otro lado, tampoco es buena señal que la candidata Fujimori no muestre la necesaria autocrítica o distancia con un caso ya judicializado en el que se determinará si la esterilización forzada de mujeres (en muchos casos de procedencia rural e indígena) fue una política pública impulsada sistemáticamente por el gobierno de su padre entre 1996 y 2001 de la que él y sus ex ministros de Salud, según la acusación fiscal, serían responsables.

Pese a ello, el nivel parlamentario puede ser un espacio para buscar coincidencias respecto de la agenda pendiente para avanzar en el ejercicio efectivo de los derechos de las mujeres como ya ha pasado en el país y en la región bajo el impulso de representantes comprometidas.  Las demandas están identificadas. Varias fueron expuestas en el evento “Diálogos Democráticos: la agenda de las mujeres”[3], realizado hace unos días y en el que participaron algunas congresistas electas mostrando su favorabilidad en varios temas. La cuestión es si más allá de sus diferencias ideológicas y del clima de polarización imperante, en esta legislatura las nuevas parlamentarias lograrán una articulación suficientemente amplia para construir una agenda consensuada.

[1] En base a información del diario El Comercio disponible en  https://especiales.elcomercio.pe/?q=especiales/congreso-2021-2026-perfiles-nndd-ecvisual-ecpm/index.html

[2] Declaraciones recogidas por el Diario Gestión disponibles en https://gestion.pe/peru/politica/pedro-castillo-el-enfoque-de-genero-no-es-nuestra-prioridad-elecciones-2021-peru-libre-nndc-noticia/?ref=gesr

[3] Disponible en https://www.facebook.com/watch/live/?v=310382153797421&ref=watch_permalink

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy

Seguidores

2,913FansMe gusta
510SeguidoresSeguir
5,258SeguidoresSeguir
450suscriptoresSuscribirte

Suscríbete a nuestro boletín

Bienvenido(a)👋 Un placer conocerte. Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Puedes desuscribirte en cualquier momento.