0,00 S/

No hay productos en el carrito.

15.1 C
Lima
martes, mayo 17, 2022

Francia: padres discrepan el inicio de la vacunación infantil contra el covid-19

Con información de RFI

Ya aprobada para los niños que padecen comorbilidades, la vacuna contra el Covid-19 para todos los chicos de 5 a 11 años recibió el lunes la luz verde de la Alta Autoridad Sanitaria de Francia.

La iniciativa no es vinculante: sólo para los niños cuyos padres han dado su permiso pueden recibir la vacuna de Pfizer/BioNTech. La inyección está calibrada para este grupo de edad: tiene una dosis tres veces menor que la de los adultos.

La vacunación podría comenzar este miércoles 22 de diciembre. Según los expertos, es una forma de reducir la circulación del coronavirus. La nueva variante de ómicron se está extendiendo poco a poco en Francia, como en todo el mundo. En la noche del martes 21 de diciembre, el portavoz del gobierno, Gabriel Attal, indicó que la variante ómicron representa ahora el 20% de los casos positivos.

En París, uno de cada tres casos podría deberse a este mutante altamente contagioso. La rápida propagación de la enfermedad ha hecho temer una explosión del número de contagios, que es mayor de lo que ha sido durante varias semanas.

El número de infecciones es muy elevado: más de 50.000 casos diarios de media en los últimos 7 días. La incidencia está aumentando más en el grupo de edad de 20 a 40 años, y es la más alta: más de 700 casos por cada 100.000 habitantes.

Todavía no se sabe qué impacto podría tener la propagación de ómicron en los ingresos hospitalarios, ya que hay muchas preguntas sin respuesta: su nivel de gravedad, pero también su nivel preciso de resistencia a la inmunidad post-vacunación, o después de la infección con otra variante.

El hecho es que un tercio de las personas que podrían haber recibido ya la dosis de refuerzo aún no lo han hecho. Y 5,5 millones de personas con derecho a recibir la vacuna no han recibido ni una sola dosis. Más de un millón de ellos tienen más de 65 años.

«Mi madre es un poco escéptica”

Sacha, de 11 años, se vacunará pronto. Cuando se le pregunta para qué sirve la vacuna, responde: «Para protegerse a sí mismo y a los demás. Para mí, no se trata tanto de detener la enfermedad como de reducir los riesgos de contraerla. De modo que, si la tiene, tiene una forma menos grave que sin la vacuna”.

Tiene una cita en enero para vacunarse, aunque su madre no está del todo convencida: «Es un poco escéptica. Lo entiendo porque es nuevo. No sabemos más que eso. Nos dicen que nos vacunemos. No está completamente en contra, pero sigue siendo reacia a hacerlo”. ¿Y qué dicen sus profesores? «Vamos a ir al teatro. El profesor no influye en que nos vacunemos o no. Nos da a elegir: o nos hacemos la prueba o nos vacunamos. Lo que queramos”, explica.

Preocupaciones

Para esta madre entrevistada, es un «no» categórico: «No, no voy a vacunar a mi hija. Está muy bien, no creo que necesite esta vacuna. Existe la epidemia, por supuesto, pero cuidamos de ella y de la gente que nos rodea. No nos han dicho mucho sobre los beneficios ni nada sobre esta vacuna. No sabemos las consecuencias, así que prefiero no hacerlo. Mientras todo esté bien, seamos cuidadosos en lugar de vacunarnos”.

Este padre está dispuesto a vacunar a sus hijos, pero no sin reservas y preguntas: «Preferiría no hacerlo. No creo que haya realmente ningún peligro para los niños. Creo que vamos a hacerlo de todos modos, porque ayuda a reducir el número de infecciones. Es importante. Pero, como mucha gente, tenemos dudas porque hay poca retrospectiva y porque no es inofensivo. Hay preocupaciones”, admite.

«Si me obligan, lo haré»

Una madre se declara «resistente» porque no ve ninguna ventaja real en la vacuna Covid-19: «Para todas las demás vacunas obligatorias, como la de la polio, hay un interés fundamental para los niños. Para este virus, sin embargo, no».

Un padre, que ha sido vacunado como su esposa, no «quiere que los niños sean vacunados por el momento»: teme «los riesgos de las vacunas que se desarrollan demasiado rápido» y argumenta que «los niños están en la edad en que construyen su sistema de defensa inmunológico».

Otro padre está a la espera de una posible vacunación obligatoria: «No es que lo haría con alegría. Pero si me obligan a hacerlo, lo haré, como ciudadano y confiando en quienes conocen el tema mejor que yo”.

Consciente de los obstáculos para la vacunación de los niños de entre 5 y 11 años, la Alta Autoridad Sanitaria insistió el lunes, en sus recomendaciones, en que este acto «pueda realizarse en el marco de una decisión médica compartida, sin que sea obligatoria o preceptiva, tras haber proporcionado a las familias y a los niños una información clara, adaptada a su edad, sobre el conocimiento de los beneficios y los riesgos ligados a la administración de esta vacuna».

También puedes leer: https://www.patamarilla.com/2021/12/aplazan-expulsion-de-ciudadanos-extranjeros-implicados-en-hechos-delictivos/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy

spot_img