0,00 S/

No hay productos en el carrito.

18.3 C
Lima
sábado, mayo 18, 2024

APUNTES: LA GUERRA RUSA DISPARA EN UCRANIA, APUNTANDO A EE.UU. Y A LA OTAN

Considerando que el tema es altamente sensible, he procurado mantener prudencia, a fin de analizar con un poco más de cuidado este tema tan controvertido.

Porque desde la emotividad y la ética como razón, es bastante difícil comprender un proceso que se debieran abordar cuidando las fronteras y leyes que cada disciplina permite, contextualizar el conjunto de las cosas.

Necesitamos comprender y entender delineando sus diferencias y transversalidad las leyes que rigen: las guerras y la diplomacia, la política y la información, la economía y la sociedad, en fin, otras muchas disciplinas.

De lo contrario, seremos fáciles presas en terminar mezclados en uno y otro bando en unos temas, y en otros muy parecidos y hasta contrapuestos. Con lo cual podemos salir más confundidos que al inicio de la guerra.

Habrá tiempo y más información, para abordar el contexto y los antecedentes por el que se llegó a este actual conflicto que es dato de la realidad; lo concreto es que en este momento, la humanidad es parte directa o indirecta de una guerra en curso, entre la Federación Rusa y la República de Ucrania.

En estas horas, hay una mesa de negociación que se ha iniciado, con sus dificultades y problemas; este hecho que parece pequeño, ha puesto al desnudo y manda al trasto varias especulaciones y presiones de terceros muy interesados en la guerra total:

  • A pesar de los alcances de una guerra directa y mortal, existen otros mecanismos e instrumentos, por el cual se puede acercar posiciones para resolver problemas de corto y mediano plazo en los propios objetivos y etapas de la guerra. Con lo cual se caen aquellas tesis que deseaban sacrificar a Ucrania a un desangramiento total para levantar una supuesta victoria moral, como también la de dosificar la real envergadura del aparato de guerra que ha dispuesto la Federación Rusa en el campo de batalla.
  • Ucrania ha comprendido su soledad como estructura militar, de nada le sirven que sus mandos estén integrados a la jefatura de la OTAN; las bravatas y compromisos con los que fueron empujados, no son nada o simplemente terminaron en una colaboración con un poco de logística. Rusia también ha entendido que la incursión no es solo Ucrania, está enfrentando a la voluntad guerrerista de EE. UU. y la OTAN. Ha tenido que recurrir a su movilización atómica como disuasión a otras intervenciones desde otros flancos de la Unión Europea.

Cuando las partes se sientan en una mesa de negociaciones, saben de los alcances y contenidos que se pueden alcanzar por esta vía diplomática que se hace en caliente o en pleno combate militar.

Podemos señalar, inicialmente, que existen varias tendencias en este momento para señalar por dónde puede caminar la diplomacia real como expresión del campo de batalla de manera objetiva:

En el frente o terreno militar:

    1. Rusia ha logrado ocupar más de un cuarto del espacio territorial de Ucrania, entre ellas a sus ciudades importantes, salvo Kiev la capital.
    2. En pocos días han desactivado, el sistema defensivo principal y los enclaves militares, aéreos y marítimos de Ucrania.
    3. Consolidó el poder real, política y militarmente, en las Repúblicas Autónomas y Crimea.
    4. La agresividad y amenaza de entregar armamento la OTAN a Ucrania, indirectamente o por terceros países, obligó a Rusia a poner en alerta el sistema atómico, cuyo alcance son las capitales de los países interesados en la continuidad y profundización de la guerra.
    5. A pesar de un primer diálogo entre ambos países, no se ha suspendido la acción militar en ninguno de los casos.
    6. Es evidente que la toma de Kiev, la capital, está complicada para Rusia, porque el ejército y los paramilitares ucranianos han movido y repartido el armamento defensivo hacia zonas civiles, con el objetivo de colocarlos de carne de cañón o parachoque, con costos sociales muy altos para los rusos.
    7. Las bajas de soldados y oficiales más allá de los números, afectan por igual a familias rusas y ucranianas.

En la diplomacia y el escenario internacional:

    1. A estas alturas el Gobierno de Ucrania, por sus vocerías, acepta desistir en sus intenciones de ingresar a la OTAN y dejar su rearmamentización atómica.
    2. Ucrania está dispuesto a constituirse como país neutral frente a los bloques militares en pugna.
    3. Rusia fue aislado por el poder y presión de los EE.UU. en todas las entidades internacionales, solo cuenta con el apoyo de China y otros pequeños países. Aunque que tiene capacidad de veto en la Comisión de Seguridad de la ONU.
    4. La Unión Europea se quedó sin juego diplomático, aparece como segundo o detrás de los intereses y posiciones de los EE.UU.
    5. Hay todavía una tímida respuesta del no alineamiento diplomático, diferencias con EE.UU, pero muy matizado por sus ubicaciones ideológicas.

Políticamente hay una reacción en el conjunto de la humanidad que, rechaza la guerra y en particular a la intervención Rusa:

    1. El rechazo y movilización viene de distintas corrientes políticas e ideológicas. No es que la humanidad se ha puesto del lado EE.UU y la OTAN como pretenden manipular los medios.
    2. La guerra ha recolocado la agenda política en los continentes y varios países. Tendrá un impacto en algunos casos directos como en las elecciones en Francia, entre otros.

Mediáticamente, se ha puesto de manifiesto el poder de la hegemonía de los EE.UU. y OTAN, hay una campaña monocorde y totalitaria con el grave precedente que al censurar a las agencias de prensa de la parte Rusa, afectan la libertad de información y prensa.

Aislamiento financiero y cerco económico a todas las actividades Rusas, cuyos costos se verán en el corto plazo, pero hay efectos colaterales:

    1. Se ha disparado el precio del petróleo y el gas, tendrá efectos negativos en varios países, entre ellos el Perú.
    2. Europa será afectado por estas medidas de restricción y encarecimiento del gas y el petróleo.
    3. Después de la pandemia, los procesos de recuperación serán más prolongados en toda la humanidad.

Los costos sociales y humanitarios, como en toda guerra, siempre son altos y dolorosos para los pueblos, más allá de la decisión de sus gobiernos:

    1. Hay impacto grande en Ucrania, pero también en Rusia. El rol de las entidades humanitarias será fundamental en el futuro.
    2. Países circundantes a Ucrania sufrirán una severa migración de millones de persones que escapan de la guerra con los costos humanos y económicos que ello representa.

La ética quedó muy líquida en los gobiernos y en muchos actores políticos en todos los países; humanamente todos están en contra de la guerra, pero de todas las guerras y pueblos. Porque resulta una hipocresía y ceguera de algunos que ven en Ucrania el desastre humano, y cierran los ojos comparativamente frente a la guerra cruenta en Yemen o el genocidio al pueblo palestino.

Considerando que el tema es altamente sensible, he procurado mantener prudencia, a fin de analizar con un poco más de cuidado este tema tan controvertido.

Porque desde la emotividad y la ética como razón, es bastante difícil comprender un proceso que se debieran abordar cuidando las fronteras y leyes que cada disciplina permite, contextualizar el conjunto de las cosas.

Necesitamos comprender y entender delineando sus diferencias y transversalidad las leyes que rigen: las guerras y la diplomacia, la política y la información, la economía y la sociedad, en fin, otras muchas disciplinas.

De lo contrario, seremos fáciles presas en terminar mezclados en uno y otro bando en unos temas, y en otros muy parecidos y hasta contrapuestos. Con lo cual podemos salir más confundidos que al inicio de la guerra.

Habrá tiempo y más información, para abordar el contexto y los antecedentes por el que se llegó a este actual conflicto que es dato de la realidad; lo concreto es que en este momento, la humanidad es parte directa o indirecta de una guerra en curso, entre la Federación Rusa y la República de Ucrania.

En estas horas, hay una mesa de negociación que se ha iniciado, con sus dificultades y problemas; este hecho que parece pequeño, ha puesto al desnudo y manda al trasto varias especulaciones y presiones de terceros muy interesados en la guerra total:

  • A pesar de los alcances de una guerra directa y mortal, existen otros mecanismos e instrumentos, por el cual se puede acercar posiciones para resolver problemas de corto y mediano plazo en los propios objetivos y etapas de la guerra. Con lo cual se caen aquellas tesis que deseaban sacrificar a Ucrania a un desangramiento total para levantar una supuesta victoria moral, como también la de dosificar la real envergadura del aparato de guerra que ha dispuesto la Federación Rusa en el campo de batalla.
  • Ucrania ha comprendido su soledad como estructura militar, de nada le sirven que sus mandos estén integrados a la jefatura de la OTAN; las bravatas y compromisos con los que fueron empujados, no son nada o simplemente terminaron en una colaboración con un poco de logística. Rusia también ha entendido que la incursión no es solo Ucrania, está enfrentando a la voluntad guerrerista de EE. UU. y la OTAN. Ha tenido que recurrir a su movilización atómica como disuasión a otras intervenciones desde otros flancos de la Unión Europea.

Cuando las partes se sientan en una mesa de negociaciones, saben de los alcances y contenidos que se pueden alcanzar por esta vía diplomática que se hace en caliente o en pleno combate militar.

Podemos señalar, inicialmente, que existen varias tendencias en este momento para señalar por dónde puede caminar la diplomacia real como expresión del campo de batalla de manera objetiva:

En el frente o terreno militar:

    1. Rusia ha logrado ocupar más de un cuarto del espacio territorial de Ucrania, entre ellas a sus ciudades importantes, salvo Kiev la capital.
    2. En pocos días han desactivado, el sistema defensivo principal y los enclaves militares, aéreos y marítimos de Ucrania.
    3. Consolidó el poder real, política y militarmente, en las Repúblicas Autónomas y Crimea.
    4. La agresividad y amenaza de entregar armamento la OTAN a Ucrania, indirectamente o por terceros países, obligó a Rusia a poner en alerta el sistema atómico, cuyo alcance son las capitales de los países interesados en la continuidad y profundización de la guerra.
    5. A pesar de un primer diálogo entre ambos países, no se ha suspendido la acción militar en ninguno de los casos.
    6. Es evidente que la toma de Kiev, la capital, está complicada para Rusia, porque el ejército y los paramilitares ucranianos han movido y repartido el armamento defensivo hacia zonas civiles, con el objetivo de colocarlos de carne de cañón o parachoque, con costos sociales muy altos para los rusos.
    7. Las bajas de soldados y oficiales más allá de los números, afectan por igual a familias rusas y ucranianas.

En la diplomacia y el escenario internacional:

    1. A estas alturas el Gobierno de Ucrania, por sus vocerías, acepta desistir en sus intenciones de ingresar a la OTAN y dejar su rearmamentización atómica.
    2. Ucrania está dispuesto a constituirse como país neutral frente a los bloques militares en pugna.
    3. Rusia fue aislado por el poder y presión de los EE.UU. en todas las entidades internacionales, solo cuenta con el apoyo de China y otros pequeños países. Aunque que tiene capacidad de veto en la Comisión de Seguridad de la ONU.
    4. La Unión Europea se quedó sin juego diplomático, aparece como segundo o detrás de los intereses y posiciones de los EE.UU.
    5. Hay todavía una tímida respuesta del no alineamiento diplomático, diferencias con EE.UU, pero muy matizado por sus ubicaciones ideológicas.

Políticamente hay una reacción en el conjunto de la humanidad que, rechaza la guerra y en particular a la intervención Rusa:

    1. El rechazo y movilización viene de distintas corrientes políticas e ideológicas. No es que la humanidad se ha puesto del lado EE.UU y la OTAN como pretenden manipular los medios.
    2. La guerra ha recolocado la agenda política en los continentes y varios países. Tendrá un impacto en algunos casos directos como en las elecciones en Francia, entre otros.

Mediáticamente, se ha puesto de manifiesto el poder de la hegemonía de los EE.UU. y OTAN, hay una campaña monocorde y totalitaria con el grave precedente que al censurar a las agencias de prensa de la parte Rusa, afectan la libertad de información y prensa.

Aislamiento financiero y cerco económico a todas las actividades Rusas, cuyos costos se verán en el corto plazo, pero hay efectos colaterales:

    1. Se ha disparado el precio del petróleo y el gas, tendrá efectos negativos en varios países, entre ellos el Perú.
    2. Europa será afectado por estas medidas de restricción y encarecimiento del gas y el petróleo.
    3. Después de la pandemia, los procesos de recuperación serán más prolongados en toda la humanidad.

Los costos sociales y humanitarios, como en toda guerra, siempre son altos y dolorosos para los pueblos, más allá de la decisión de sus gobiernos:

    1. Hay impacto grande en Ucrania, pero también en Rusia. El rol de las entidades humanitarias será fundamental en el futuro.
    2. Países circundantes a Ucrania sufrirán una severa migración de millones de persones que escapan de la guerra con los costos humanos y económicos que ello representa.

La ética quedó muy líquida en los gobiernos y en muchos actores políticos en todos los países; humanamente todos están en contra de la guerra, pero de todas las guerras y pueblos. Porque resulta una hipocresía y ceguera de algunos que ven en Ucrania el desastre humano, y cierran los ojos comparativamente frente a la guerra cruenta en Yemen o el genocidio al pueblo palestino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy

Seguidores

2,913FansMe gusta
510SeguidoresSeguir
5,258SeguidoresSeguir
450suscriptoresSuscribirte

Suscríbete a nuestro boletín

Bienvenido(a)👋 Un placer conocerte. Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Puedes desuscribirte en cualquier momento.