0,00 S/

No hay productos en el carrito.

19.1 C
Lima
lunes, mayo 16, 2022

POR UN PAÍS CON MENOS DESPERDICIO Y MÁS ALIMENTOS

La pandemia por la COVID-19 nos ha demostrado la necesidad de implementar acciones que promuevan una alimentación saludable y sostenible, considerando que son miles de familias que han visto afectada su seguridad alimentaria. En ese sentido y en medio de la Emergencia Sanitaria impuesta en el país, se empezó a practicar la recuperación de alimentos de mercados, una importante práctica realizada por lideres y lideresas de organizaciones de base como las ollas comunes, frente a la necesidad de obtener alimentos frescos que diversifiquen sus preparaciones diarias. Dicha acción empezó a realizarse en el Mercado Mayorista de Santa Anita, y hoy se ha diversificado en Mercados como El Bosque y el Mercado Mayorista Valle Chillón, necesitándose más mercados aliados en los diferentes puntos de la ciudad y de las regiones del país.

Pero lamentablemente durante todo estos años, esta actividad no estaba regulada por ninguna normativa nacional, siendo recientemente aprobada la primera Ley que regula la recuperación y rescate de alimentos a nivel nacional y que hoy espera su promulgación y próxima reglamentación. Dicha ley se logró gracias a la incidencia realizada por organizaciones de sociedad civil y de base, que trabajan día a día por el logro de una alimentación saludable y sostenible, y que hoy siguen buscando aliados para institucionalizar dicha practica en los diferentes niveles de gobierno.

Sin embargo, es necesario indicar que la aplicación de dicha Ley va a depender de las voluntades políticas de las autoridades locales, a quienes innumerables veces hemos visto tomar decisiones erráticas y deficientes. Pero esperemos esta vez se den cuenta que es necesaria la aplicación de esta política alimentaria en los diferentes territorios, y por fin pueda contribuirse al desarrollo de sistemas alimentarios sostenibles desde la gestión local.

Cabe resaltar que actualmente está en espera la aprobación de un Proyecto de Ordenanza de mi autoría, que promueve la recuperación y rescate de alimentos de mercados de abasto y mayoristas en la ciudad de Lima, política local necesaria en este contexto de inseguridad alimentaria, pero que hace 4 meses esta dando vueltas en la burocracia Municipal. Ejemplo que permite visibilizar el cómo las voluntades políticas son tan necesarias cuando de políticas alimentarias se trata.

¿Y por qué es importante promover políticas para la reducción de la perdida y desperdicios de alimentos? Según la FAO, cerca de la tercera parte de la producción mundial de alimentos destinados al consumo humano se pierde y desperdicia en todo el mundo. Siendo esta una situación preocupante ya que son diversos los beneficios de la recuperación de alimentos al promoverse que una población en estado de vulnerabilidad acceda a alimentos frescos como frutas y verduras, contribuyendo así a la seguridad alimentaria. Además de sumar a la preservación del medio ambiente, ya que contribuye a que se reduzcan los desperdicios y por ende disminuyan las emisiones de gases de efecto invernadero.

Actualmente los lideres y lideresas de la Red de ollas comunes de Lima Metropolitana rescatan de 1 a 3 toneladas de alimentos frescos una vez a la semana, los cuales se obtienen gracias a un acuerdo que se tiene con un mercado mayorista en Lima. Pero, ¿qué pasaría si se autorizara a las ollas comunes un rescate diario y en varios mercados de la ciudad? Serían miles las toneladas de alimentos que podrían recuperarse, y miles los peruanos en estado de vulnerabilidad que podrían alimentarse con una dieta diversa y que incluya alimentos frescos, los cuales no son otorgados por las instituciones del Estado que brindan apoyo alimentario a las organizaciones de base a través de la entrega de alimentos no perecibles.

Por esto es necesario que las autoridades de todos los niveles de gobierno estén sensibilizadas en relación a la práctica de rescate y recuperación de alimentos, para que comprendan el proceso y el impacto que significaría en sus respectivos territorios y en el desarrollo humano de nuestra población, y así todos contribuir realmente al desarrollo de sistemas alimentarios sostenibles, saludables y resilientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy

spot_img