0,00 S/

No hay productos en el carrito.

14.9 C
Lima
viernes, octubre 7, 2022

ROE VS WADE Y SUS IMPLICANCIAS EN LATINOAMERICA

Hace unos días se iniciaron en Estados Unidos una serie de protestas en contra de una posible decisión de su Corte Suprema de revertir el fallo de ese tribunal sobre el famoso caso Roe vs Wade, que determinó en 1973 que el derecho de una mujer a decidir acerca de un aborto está protegido por la constitución de ese país, y por tanto es aplicable en todos sus estados.

Miles de movimientos de esa nación, de todos los colores ideológicos, han salido a protestar; son organizaciones que además analizan esta situación como algo que no solo dañaría los derechos de las mujeres, sino también las políticas sobre igualdad de género, o afectaría a otros grupos minoritarios como los LGTBIQ+. Este hecho ha causado tanta controversia y preocupación por parte de muchos grupos en la sociedad estadounidense que incluso The Lancet ha publicado una reseña sobre las razones por las que los organismos de salud deben defender el derecho al aborto seguro y legal.

Lo que implica para la salud de las mujeres el poder obtener el derecho al aborto, no solo en la sociedad estadounidense o en otras igualmente conservadoras como la peruana, es demasiado importante; si hablamos de procesos de salud y de igualdad social, que afectan profundamente los niveles socioeconómicos más bajos, una ola conservadora o regresiva con respecto al derecho a abortar afectaría mucho más a esa población, de por sí vulnerable, empobrecida y sin acceso a -por mencionar solo una cosa- una educación de calidad mínima, aunque el porcentaje de abortos conocidos es mucho mayor en NSE emergentes o más altos.

Hablando de este tema de manera epidemiológica podríamos decir que la población de mujeres que ha tenido un aborto en países como el nuestro es desconocida y se podría denominar población escondida. De ella se sabe muy poco en sociedades donde no hay registros de los procesos abortivos, lo que provoca que no tengamos certeza sobre la dimensión de este problema.

Independientemente de las realidades de investigación, la mayoría de nosotras, mujeres, sabemos que alguna de nuestras amigas o parientes, o quizá nosotras mismas, hemos pasado por ese proceso, o podemos verlo todos los días, con anuncios de estos tópicos que ofrecen inyecciones para los retrasos, tratamientos para los dolores menstruales, o simplemente lugares donde el trato es tan malo y las situaciones tan precarias, que el riesgo de morir o quedar dañada de por vida es de una probabilidad altísima. Todos los días vemos como mujeres que viven en situaciones precarias y no pueden tener acceso a métodos anticonceptivos o a abortos siguen teniendo hijos y, sin quererlo muchas veces, afectan al proceso social de construcción de individuos sanos y educados, y a su propia capacidad de decisión autónoma, de acceso a educación y progreso material para ellas, obligadas de esta forma a seguir en una situación precaria que nadie debería sufrir.

Así, la posible decisión del tribunal supremo de Estados Unidos para modificar su fallo sobre el caso Roe vs Wade, puede tener consecuencias desastrosas en el proceso de avance hacia libertades y derechos fundamentales no solamente para las mujeres, sino para toda la sociedad.

Es posible que mis lectores se pregunten: ¿cómo podría afectar esta decisión a Latinoamérica o a nuestro país concretamente? Se los contaré con hechos claros y precisos: La semana pasada el Congreso tomó por asalto el Tribunal Constitucional, un organismo fundamental para muchas cuestiones sanitarias y sociales como la educación sexual integral o derechos como el aborto legal, por el cual se viene luchando hace mucho en nuestro país, nombrando a una mayoría de nuevos magistrados defensores de posturas socialmente conservadoras, que no consideran fundamentales cuestiones como los derechos de la comunidad LGTBIQ+ o los derechos reproductivos. ¿Por qué ese nombramiento resulta tan peligroso? Porque debido a él podría pasar lo mismo que puede suceder en Estados Unidos, que las libertades y derechos que van adquiriéndose y se han ido implementando en las últimas décadas se vean eliminados y se produzca un retroceso de más de 50 años en esas materias. Esto, obviamente, no solo afecta a las mujeres que quieren decidir: tiene implicaciones sociales mucho más profundas y complicadas.

Deberíamos ser capaces de entender como sociedad cuánto daño hacen esos propósitos conservadores a países como Estados Unidos o el nuestro; si bien en algunos lugares de Latinoamérica se ha conseguido establecer el aborto como un acto legal, en Perú es una lucha aun por conseguir. Pero en estas circunstancias, el panorama es tan malo y precario como las actuales clínicas abortivas, donde esta decisión se ejecuta sin protección y oculta a una sociedad que mira de lado algo que ha existido siempre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy

Seguidores

2,913FansMe gusta
510SeguidoresSeguir
5,258SeguidoresSeguir
450suscriptoresSuscribirte

Suscríbete a nuestro boletín

Bienvenido(a)👋 Un placer conocerte. Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Puedes desuscribirte en cualquier momento.