0,00 S/

No hay productos en el carrito.

26.1 C
Lima
miércoles, febrero 8, 2023

Religion y politica, posibles combinaciones

Por José Alejandro Godoy

Análisis sobre posiciones y discursos

La irrupción con relativo éxito del candidato conservador Rafael López Aliaga y la permanencia en las preferencias para el Congreso del FREPAP han ubicado como uno de los ejes de debate sobre la campaña electoral 2021 la conexión entre religión y política, un nexo ya presente en la política peruana, pero más complejo de lo que podemos suponer.

López Aliaga ha logrado congregar a su alrededor a dos grupos que coinciden en algunos puntos de agenda. De un lado, el grupo de católicos conservadores que estuvo cerca del cardenal Juan Luis Cipriani – que hoy vive en Roma – y que, en varios momentos, fue aliado del fujimorismo, el APRA y Solidaridad Nacional (el partido político que hoy se ha transformado en Renovación Popular). Ese grupo estuvo detrás del indulto a Alberto Fujimori, la disputa por tomar la Pontificia Universidad Católica del Perú, las disputas en torno al control de la línea editorial del diario El Comercio, los ataques contra la Comisión de la Verdad y Reconciliación y su Informe Final y, finalmente, tuvo una fuerte representación en el gabinete Merino. Notoriamente, se nuclea alrededor del colectivo denominado Coordinadora Republicana.

De otro lado, un conjunto de iglesias evangélicas neopentecostales cuyo centro del mensaje es la preservación de la familia heteroparental como ejemplo y modelo que debería ser instaurado en la sociedad. Temas como el aborto, el divorcio, el reconocimiento legal de parejas del mismo sexo o normas que reconozcan las diversas identidades de género no solo son tabú para ellos, sino que también se convierten en objetos de movilización en redes sociales reales y virtuales en donde la religión se cruza con políticas de Estado.

Ambos núcleos alrededor del candidato López Aliaga tienen un espíritu de cruzada frente a lo que consideran sus enemigos: de un lado, la izquierda y, del otro, los sectores más liberales. De allí que los ataques que hayan dado busquen que sus némesis sean consideradas como parte de una avanzada del comunismo internacional para destruir las tradiciones peruanas. Lo paradójico es que, para ello, recurren a técnicas que, en muchos casos, terminan siendo incompatibles con el octavo mandamiento. Al mismo tiempo, lo extremo de su agenda coloca límites claros a su intención de voto en un país que se dice nominalmente creyente, pero la mayoría solo lo es en un aspecto social o protocolar.

El caso del FREPAP es algo distinto. Si bien son conservadores en términos valorativos, los temas ligados a la sexualidad y la reproducción no pasan como punto principal de su agenda. Lo suyo es mostrarse como los honestos vecinos preocupados, en las zonas de frontera, por la agricultura de subsistencia y, en el ámbito urbano, por temas ligados a la defensa del consumidor. Ambas cuestiones, en tiempos de pandemia y crisis económica, empatan con un electorado más preocupado de la sobrevivencia en el día a día que hacia cambios vendidos como grandes transformaciones o modificaciones a la Constitución. Hay, además, un sentido muy punitivista de su parte en la lucha contra la corrupción, lo que empata con un sector de ciudadanos que exige mano dura en esa materia.

Quienes han quedado en solitario son los núcleos católicos y evangélicos moderados y progresistas. Se trata de creyentes que hacen actividad pastoral en sus barrios o comunidades y, a partir de ella, manifiestan cierta preocupación social, a la par que se muestran más abiertos que la propia jerarquía de sus iglesias en temas valorativos.  Si bien hay algunas personalidades cercanas a candidaturas como las de Verónika Mendoza, Julio Guzmán y, en menor medida, George Forsyth, estos núcleos no se han activado aún a favor de alguna postulación y los candidatos presidenciales no les han dirigido mensajes concretos. Junto con los jóvenes y las mujeres, he aquí un núcleo que anda buscando candidato sin éxito. ¿Podrán los postulantes a la Presidencia de la República dirigirse a ellos? Les quedan cuatro semanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy

Seguidores

2,913FansMe gusta
510SeguidoresSeguir
5,258SeguidoresSeguir
450suscriptoresSuscribirte

Suscríbete a nuestro boletín

Bienvenido(a)👋 Un placer conocerte. Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Puedes desuscribirte en cualquier momento.