0,00 S/

No hay productos en el carrito.

20.1 C
Lima
lunes, abril 15, 2024

El Bicentenario o 200 años de qué…?

Por Alexei Saenz

El 28 de julio de 1821 es la fecha en que todos los peruanos la consideramos como la fecha en que el Perú se independizó, al menos así se ido transmitiendo en las últimas generaciones a partir de la enseñanza en los colegios y los hogares.

Sin embargo, está fecha en que en los últimos años la esperábamos con añoranza por diversas razones: feriados conmemorativos, descanso para muchos, oportunidad de trabajo para otros, fechas de diversión, del mensaje a la Nación, de la parada Militar, de viajes al interior del país, entre otras razones; en el contexto del Bicentenario o de los 200 años, queda por encontrar el complemento a la oración o tal vez los complementos a la misma atendiendo a la complejidad en que deviene esta fecha.

La complejidad histórica de la acontecido a lo largo de los 200 años (no se incidirá en los problemas históricos que todos conocen del país, y sobre la que existe abundante bibliografía) y lo acaecido específicamente en los últimos años del último quinquenio previo a está fecha, en la que se tuvo cuatro presidentes de la República por parte del Poder Ejecutivo para completar el período constitucional del último quinquenio (según la Constitución de 1993), así como la elección del profesor del magisterio, recientemente elegido presidente José Pedro Castillo Terrones, para el primer quinquenio rumbo al próximo tricentenario.

El punto de partida como se avisoró será difícil, pues con un Poder Legislativo de oposición, el Poder Ejecutivo tendrá que ser muy inteligente, cauto y responsable jurídicamente (mensaje firme contra la corrupción), responsable éticamente (evitar los escándalos y las dudas y priorizando la honestidad), respetando la institucionalidad, eligiendo funcionarios y servidores públicos con vocación de servir y no de servirse, inclusivo, Inter y transcultural en todas sus propuestas y políticas de Estado (que se entienda de una vez la integración y se reduzca y/o elimine la discriminación), que se priorice el interés social, la salud pública, la educación pública en todos sus niveles, la estabilidad económica para conducirse y que se retomen los procesos de transición inconclusos a fin de lograr una reconciliación de todos los conflictos históricos, desde los más recientes hasta los más antiguos, pues un país donde los responsables no reconocen su cuota de responsabilidad no podrá surgir ni resurgir, pues los resentimientos y las demandas de justicia también se transmiten, y se acumulan cíclicamente (memoria colectiva).

Eso también le compete a los demás poderes del Estado y a las demás instituciones constitucionalmente autónomas.

El Poder Legislativo, cuyos representantes a veces piensan que una vez que los eligen se olvidan de sus electores y de sus compromisos, y aquí se le recuerda tanto a los que son de Lima, así como a los representantes de todas las regiones que componen el país, y menciono específicamente a los de Lima porque nunca he sido testigo de un congresista que en sus cinco años de función vaya a preguntar a los distritos qué necesitan o que les falta a los pobladores, parece que piensan que los eligió un grupo de personas que no necesitan nada y tal vez por eso terminan identificándose con aquellos que no necesitan, cuando la mega Lima tiene todas las necesidades y de todos los tipos al igual que todo el país (en las provincias, los distritos, los pueblos, las comunidades, los caceríos, etc.).

Igualmente para el Poder Judicial, el Tribunal Constitucional, la Defensoría del Pueblo, el Ministerio Público, la Contraloría General de la República, y las demás instituciones que componen el Estado, sean los gobiernos locales y Regionales.

En el caso de la Universidad (pública y privada), específicamente el rol de realizar investigaciones en todos los campos, pero no olvidando que en el caso de la Universidad Pública se priorice la utilidad para ayudar a resolver las necesidades del país, con el perfíl de Inter y transculturalidad, así como los demás parámetros arriba descritos, para lo cual se requiere el apoyo correspondiente, pues la investigación científica y la responsabilidad social permitirán que la Universidad se sume a los propósitos del país y no se aisle.

En este mismo sentido la empresa también debe saber que su rol no es hacer riqueza únicamente, sino apoyar al desarrollo del país con compromisos de responsabilidad social como lo es hoy en el mundo globalizado.

Y no podemos dejar de mencionar a la pandemia por la Covid-19, que solo sirvió para sincerar como nos encontramos realmente en cuanto a lo que significó nuestro sistema de salud pública a nivel nacional y el destape de la corrupción hasta en los momentos más difíciles por los que atraviesa el país. Uno de de nuestros males históricos.

Todo esto lleva a pensar: El Bicentenario o los 200 años de qué…? Debe ser del compromiso de todas las generaciones responsables por superar los lastres que nos dejaron estos primeros 200 años, luego de la declaración del 28 de julio de 1821, de lo contrario hoy seremos corresponsables todos los que aún podemos hacer algo por superarlo y no lo hacemos: Partidos políticos, líderes políticos, funcionarios y servidores públicos (civiles y militares de todos los niveles), la empresa y los empresarios de todos los rubros y de todos los niveles,colegios profesionales, trabajadores, sindicatos y centrales sindicales, ONGs, peruanos en el extranjero, líderes de las comunidades campesinas, nativas y de los afrodescendientes, la sociedad civil, la Iglesia católica y todas las organizaciones que profesan algún culto de fe como los movimientos evalgélicos y cristianos, adultos mayores, adultos, jóvenes, los colectivos de todas las razones, las instituciones culturales, y todos los grupos que tal vez no se logren agrupar en general, pero que en este momento tienen voz, voto y responsabilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy

Seguidores

2,913FansMe gusta
510SeguidoresSeguir
5,258SeguidoresSeguir
450suscriptoresSuscribirte

Suscríbete a nuestro boletín

Bienvenido(a)👋 Un placer conocerte. Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Puedes desuscribirte en cualquier momento.