0,00 S/

No hay productos en el carrito.

16.6 C
Lima
jueves, octubre 6, 2022

Tribunal Supremo de Estados Unidos revoca la histórica sentencia que garantizaba el derecho al aborto

Con información de elDiario.es

Casi medio siglo después de la sentencia del Tribunal Supremo de EEUU que consagró el aborto como un derecho, el alto tribunal controlado por una mayoría de jueces conservadores ha revocado la histórica decisión de 1973 Roe v Wade. Si bien no ilegaliza el aborto en EEUU, esta decisión supone que cada estado será libre de regularlo como quiera.

“Es hora de hacer caso a la Constitución y devolver la cuestión del aborto a los representantes elegidos por el pueblo”, señala la sentencia que firma el juez Samuel Alito con el apoyo de Clarence Thomas, Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett –los últimos tres nombrados por Donald Trump–. “[La sentencia] Roe era escandalosamente incorrecta y contraria con la Constitución desde el día que se decidió”, añade.

El pasado mayo, la filtración del borrador de sentencia publicado por Político ya mostró que había una mayoría de cinco jueces a favor de revocar la histórica sentencia.

“Con dolor –por este Tribunal, pero más, por los muchos millones de mujeres estadounidenses que hoy han perdido una protección constitucional fundamental– disentimos”, señalan en una opinión contraria otros tres jueces del tribunal que han quedado en minoría.

La sentencia del Supremo es una respuesta a un recurso presentado por el estado de Misisipi después de que varios tribunales rechazasen leyes que, en la práctica, suponían la casi prohibición total del aborto.

La primera ley en cuestión prohíbe el aborto a partir de las 15 semanas de gestación con la única excepción de deformaciones graves del feto o emergencia médica. La otra ley plantea un veto a la interrupción del embarazo desde el momento en que se detecta el latido del corazón, que se puede dar entre las seis y 12 primeras semanas.

En EEUU, no hay ninguna ley que permita el aborto a nivel federal: lo que existen son dos sentencias fundamentales del Tribunal Supremo, Roe v. Wade (1973) y Planned Parenthood v. Casey (1992), que han prohibido vetar el aborto en todo el país hasta la viabilidad del feto, es decir, cuando puede vivir fuera del útero, lo que, según el Supremo, está entre 23 y 24 semanas.

Norma McCorvey, conocida por el pseudónimo Jane Roe, denunció a su fiscal de distrito, Henry Wade, porque quería abortar, pero la ley de Texas no se lo permitía. El juzgado le dio la razón, pero Texas recurrió al Supremo, que consideró que el aborto era un derecho.

Organizaciones de derechos humanos han denunciado que la revocación de la sentencia es un retroceso de décadas, ya que deja en manos de los estados si permiten o no abortar, y temen que los abortos inseguros y la mortalidad materna aumenten, y afecte de manera desproporcionada a las mujeres con menos recursos.

En mayo, Nancy Northup, directora general del Centro de Derechos Reproductivos, calificó la eventual anulación de la sentencia como “un despojo injustificado y sin precedentes de un derecho garantizado” que ha estado vigente durante casi cinco décadas, así como “el retroceso más perjudicial para los derechos de las mujeres en la historia” de EEUU.

Asimismo, este viernes el expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, se pronunció al respecto.

El exmandatario señaló que «relegó la decisión más intensamente personal que alguien puede tomar a los caprichos de políticos e ideólogos«.

También puedes leer: https://www.patamarilla.com/2022/06/covid-19-todavia-no-existe-una-cuarta-ola-afirma-cesar-munayco/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy

Seguidores

2,913FansMe gusta
510SeguidoresSeguir
5,258SeguidoresSeguir
450suscriptoresSuscribirte

Suscríbete a nuestro boletín

Bienvenido(a)👋 Un placer conocerte. Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Puedes desuscribirte en cualquier momento.