0,00 S/

No hay productos en el carrito.

19.4 C
Lima
lunes, septiembre 26, 2022

La memoria y la campaña. A propósito de la masacre del VRAEM

En la campaña electoral actual, el legado del período de violencia se ha hecho presente en varios sentidos. El más doloroso ha sido el ocurrido el domingo. Una masacre cometida por la célula senderista aún vigente en el valle de los ríos Apurímac, Ene y Marañon (VRAEM). Pero lejos de la necesaria condena al terrorismo y empatía con las víctimas que deberían ser las primeras palabras que deberían producirse al momento de conocerse estos hechos, algunos personajes políticos hicieron pronunciamientos lamentables, que merecen un claro llamado de atención.
De un lado, el líder de Perú Libre Vladimir Cerrón y la excandidata al Congreso de Juntos Por el Perú Lucía Alvites hicieron gala de poca empatía al emitir teorías de la conspiración que vinculaban directamente al fujimorismo en los trágicos eventos ocurridos en Vizcatán del Ene, sin presentar evidencia alguna que fundamentara sus dichos. Si bien es cierto que, en el pasado, el régimen fujimorista produjo atentados como los del Banco de la Nación durante la Marcha de los Cuatro Suyos, no hay prueba alguna que lo conecte con la matanza ocurrida hace 48 horas. Se trata, por tanto, de declaraciones irresponsables e infelices.
De otro lado, los exministros Pedro Cateriano y Fernando Rospigliosi conectaron directamente los eventos con la candidatura de Pedro Castillo. Peor aún, en el caso de Cateriano, exhibió fotos de los hechos bastante gráficas, utilizando a las víctimas a favor de la campaña electoral que está apoyando. Un evento que pinta de cuerpo entero hasta que punto están dispuestos a sacrificar la verdad y su propia credibilidad a cambio del apoyo a una postulación con cuestionamientos. El expresidente del Consejo de Ministros ha sacrificado el respeto de muchos peruanos a cambio de nada, porque no ha tenido ninguna exigencia mínima hacia la postulante a la que apoya. Una aberración.
Lamentablemente, estos dos eventos han sido una muestra de la minimización y reduccionismo hecha durante la campaña sobre el legado del período de violencia que vivió el país entre 1980 y 2000.
Desde sectores altos y medios, en redes sociales, todos los días, se presentan mensajes que tratan de conectar cualquier mensaje de izquierda con la subversión o a la candidatura de Castillo con Sendero Luminoso. El terruqueo como manifestación ha sido una cuestión absolutamente lamentable, a la que ha abonado la poca distancia que ha tomado Castillo sobre algunos personajes radicales –no necesariamente senderistas– en PL. Sin embargo, la izquierda radical tiene el legítimo derecho de participar en elecciones, más allá que sus ideas nos gusten o no. Reducir su ideario al de la subversión no solo rehúye una batalla de ideas, sino que escupe sobre la tumba de cientos de militantes de izquierda que fueron asesinados por las hordas terroristas.
Peor aún, desde estos sectores acomodados se ha ignorado las voces de otras víctimas de ese periodo: las de los crímenes cometidos por Alberto Fujimori. Se trata de personas que rechazan el terror en todas sus manifestaciones, incluyendo aquellas que lamentablemente fueron cometidas u ordenadas por agentes del Estado y, en sus casos en particular, por alguien que dirigió los destinos del país. Ni una palabra de aliento, comprensión o empatía hacia ellos ha surgido en estas semanas, salvo la minimización de los delitos cometidos.
Lamentablemente, la memoria no ha sido un tema abordado en la campaña. Keiko Fujimori apuesta por la amnesia sobre los delitos de su padre. Castillo, más allá de la enérgica condena a lo ocurrido ayer y al terrorismo en general, no ha elaborado un discurso sobre esta materia. Y ninguno ha hecho una apuesta seria por acabar con los remanentes senderistas aliados con el narcotráfico en el VRAEM. A ver si en los días que quedan de campaña tenemos, finalmente, una respuesta sobre ambos temas.

LEA TAMBIÉN:  Los delitos que señala Zoraida Ávalos contra Castillo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
LEA TAMBIÉN:  Alva acepta posibilidad de que se vayan todos

Columnistas de Hoy