0,00 S/

No hay productos en el carrito.

20.1 C
Lima
sábado, diciembre 3, 2022

Mi apellido, tu apellido. Los padres deciden. La sentencia del TC

Por Manuel Silva

Tras presentarse el habeas corpus en el 2019 por parte de Jhojana Rudas Guedes y su madre Mfuente tribunal constitucionalñ fin de exigir al jefe institucional del Reniec, Jorge Yrivarren Lazo, que se anteponga el apellido materno al paterno alegando vulneración al derecho a la identidad, el Tribunal Constitucionak (TC), máximo interprete de la Constitución, recientemente declaró que los padres podrán decidir el orden de los apellidos de sus hijos.

El pedido

El 11 de enero de 2019, Marcelina Rudas Valer (madre) y Jhojana Rudas Guedes (hija) interpusieron demanda de habeas corpus contra el jefe institucional del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec), Jorge Yrivarren Lazo.

Su solicitud buscaba la inaplicación del artículo 20 del Código Civil (Al hijo le corresponde el primer apellido del padre y el primero de la madre), a fin de que a Jhojana Rudas Guedes se le emita el Documento Nacional de Identidad (DNI) con ese nombre y orden, Rudas (materno) y Guedes (paterno). La defensa alega la vulneración del derecho a la identidad.

Previamente, el registro de Jhojana solo contó con los apellidos de su madre, esto es, Rudas Valer; posteriormente, a través del procedimiento de reconocimiento de paternidad se incorporó en su acta de nacimiento el apellido de su padre después del de su madre, teniendo como nombre completo el de Jhojana Rudas Guedes.

Posteriormente, cuando Rudas Guedes cumplió la mayoría de edad y realizó los trámites pertinentes ante las oficinas del Reniec, a fin de obtener su DNI, esta institución solicitó que para la entrega del documento de identidad debía rectificar del orden de sus apellidos (primero el de su padre y luego el de su madre).

Ante este pedido, Jhojana consideró la demanda como una vulneración a su derecho de identidad, pues durante toda su vida ha llevado primero el apellido materno, por lo que, ante un primer pedido a la Reniec para mantener el orden de sus apellidos, esta entidad contestó la demanda señalando que carece de sustento. Ello, debido a que, de conformidad con el artículo 20 del Código Civil, el orden de los apellidos es primero el paterno y luego el materno.

Esta decisión pasó a una segunda instancia, el Segundo Juzgado Mixto de Iñapari (Madre de Dios), donde con fecha del 25 de marzo del 2019 declaró infundada la demanda por considerar que “es la propia demandante quien por interés personal no desea cumplir con el procedimiento administrativo establecido para rectificar su acta de nacimiento conforme a los términos señalados por el Reniec”. Asimismo, la sala Superior del nombrado juzgado falló en contra del pedido señalando que “carece de sustento la alegada vulneración de los derechos invocados, pues la demandante Rudas Guedes cuenta con un DNI en el cual se tienen registrados los apellidos que primigeniamente señaló su madre al momento de su inscripción (es decir Rudas Valer); por lo cual no carece de identidad; y que el DNI le fue otorgado dentro de un proceso formal y conforme a la normativa vigente. De esta manera, concluye en que Jhojana Rudas Guedes desea imponer su voluntad por encima de la ley, pues pretende que la Reniec le expida su DNI en el que se consigne como su primer apellido el de su madre y en segundo término el de su padre, lo cual constituye un supuesto no amparable a través del proceso constitucional”.

El sustento del fallo del TC

La puesta a debate era la interpretación del artículo 20 del Código Civil, para definir la constitucionalidad de establecer un orden cronológico para la asignación de los apellidos de los progenitores, aquí es donde la parte demandante solicita que se inaplique dicho artículo, ya que el Reniec indica que el artículo 20 establece la preferencia del primer apellido paterno por sobre el primer apellido materno.

Al respecto el TC manifestó que: “Ahora bien, interpretar que el artículo 20 del Código Civil establece la preferencia del apellido paterno sobre el materno implicaría desestimar la pretensión de la favorecida. Ello debido a que esta se ha venido identificando con el primer apellido materno, en primer lugar, y con el primer apellido paterno, en segundo lugar (Rudas Guedes), por un presunto error ocurrido en la Oficina de Registro del Estado Civil que funciona en la Municipalidad distrital de Acostambo, provincia de Tayacaja, Huancavelica, que así la inscribió en el año 2014”.

Prohibición ante la discriminación por género

Otro de los argumentos del TC es que, para asegurar la igualdad real de la mujer en los diferentes entornos sociales, se ha previsto la prohibición de todo tipo discriminación por razón de sexo. Por ello, se deba abrir la posibilidad de que ambos padres puedan determinar el orden de los apellidos que llevará el hijo no se desprende únicamente apelando al método literal de interpretación de las normas

En ese sentido, en concordancia con el principio del derecho de igualdad (Art. 2 inciso 2 de la Constitución), el garantizar la posibilidad de que los padres puedan decidir libremente qué apellido debe ir primero permite que exista igualdad de posibilidades tanto para el padre como la madre en el ámbito familiar, algo que por mucho tiempo se consideró fuera del alcance del Estado.

“Queda claro entonces que la posibilidad de que las madres puedan escoger que el primer apellido del hijo sea el suyo constituye una manifestación del principio derecho de igualdad en el seno del propio ámbito familiar, que está garantizado además a nivel internacional. Ello, en tanto los derechos fundamentales no solo tienen eficacia vertical, sino también horizontal, esto es, también rigen en las relaciones entre privados”, relatan los magistrados.

Inconstitucionalidad del art. 20 del Código Civil

Al respecto del caso presentado, se cuestiona la denegatoria de la entrega del DNI a la demandante por funcionarios de Reniec con el apellido materno precediendo al paterno, en aplicación del artículo 20 del Código Civil.

Para los magistrados del TC, se aprecia que la negativa al otorgamiento del DNI se sustenta en la aplicación del artículo 20 del Código Civil, que establece automáticamente que el apellido de la madre, por su sola condición de mujer, será en todos los casos el segundo que se asignará al nombre del hijo. “Llama la atención además ello en el presente caso, en el que no se toma en cuenta que la favorecida ha ejercido su derecho a la identidad en diversos ámbitos de su vida con el apellido materno en primer lugar (como Jhojana Rudas), adoptando recién el apellido paterno del año 2014 luego de que su padre biológico Nivaldo Guedes Da Rocha, de nacionalidad brasileña, la reconociera el 10 de diciembre de 2014, cuando ya era adolescente”, manifiestan en el documento.

La interpretación por parte del Reniec, según reza el texto, contribuye pues a fortalecer la histórica situación de inferioridad de la mujer en el ámbito familiar, algo que todavía se encuentra muy enraizado en nuestro país.

Es por ello, que acorde a los principios de derecho – igualdad, el TC considera que la interpretación del art. 20 del Código Civil debe ser que “únicamente señala que el hijo tendrá el primer apellido paterno y materno, pero sin establecer un orden entre estos”.

Fallo final

La parte resolutiva del documento declara fundada la demanda por haberse acreditado la vulneración del derecho a la identidad de Jhojana, así como el principio-derecho de igualdad y no discriminación en razón al sexo en la elección de los apellidos.

Así, se establece inaplicable el artículo 20 del Código Civil, al respecto, a partir de ahora se debe “interpretar el artículo 20 del Código Civil conforme a la Constitución, en el sentido de que no establece un orden de prelación entre los apellidos paterno y materno. Dicha interpretación comenzará a regir desde la publicación de la presente resolución”, muestra la resolución.

Asimismo, ordena a Reniec emitir el DNI con el nombre solicitado como “Jhojana Rudas Guedes”; además, exhorta al Congreso de la República para que modifique el artículo 20 del Código Civil, en el sentido de establecer un mecanismo de solución ante la disconformidad de los progenitores para asignar el orden de apellidos de los hijos.

¿Cómo se aplica el orden de apellidos en otros países?

En Chile. El Congreso de Chile aprobó el 29 de abril de este año el proyecto de ley que permite que los padres elijan el orden de los apellidos de sus hijos al inscribirlos. La Cámara de Diputadas y Diputados precisó que las madres podrán anteponer sus apellidos al de sus esposos si así lo acuerdan. Uno de los requisitos para esto es que el orden que decidan los padres por primera vez debe ser la única utilizada para todos los hijos. También, si no hay un acuerdo al momento de la inscripción, se asumirá que el primer apellido será el del padre y luego le seguirá el de la madre. En el caso de los mayores de edad, podrán cambiar el orden de sus apellidos solo una vez a través de un trámite administrativo. Incluso, la norma faculta a las personas a solicitar llevar el apellido de alguno de sus abuelos o abuelas.

El cambio en España. En España desde el año 2000 era posible la inscripción de los bebés recién nacidos con el apellido de la madre si es lo que ambos padres habían decidido, pero en caso de no solicitarlo expresamente o de no haber acuerdo, tenía preferencia el apellido del padre. Sin embargo, desde el 30 de junio del 2017, entró en vigor la reforma del Registro Civil que establece que a la hora de inscribir a un recién nacido, ya no tendrá preferencia el apellido del padre en primer lugar, sino que ambos padres deberán ponerse de acuerdo en el orden de los apellidos. Si los padres están en desacuerdo, será el propio encargado del Registro Civil quien establezca dicho orden atendiendo al interés superior del menor, pero no poniendo por defecto el del padre.

Tres Estados en México. En 2013, el Estado de Yucatán se convirtió en el primero en reformar su código civil para establecer esta opción, el Registro Civil de este Estado tomó la decisión para cumplir con los acuerdos internacionales de México sobre equidad de género. El Estado de México aprobó una reforma similar en 2015 y Morelos lo hizo en el 2017.

En Portugal y Brasil. En ambos países, se mantiene la cultura de llevar primero el apellido materno, pero el que se transmite a futuras generaciones es el segundo apellido, el paterno. Además, el Código Civil permite establecer mediante mutuo acuerdo de los padres si el hijo utilizará uno de los dos apellidos, los dos y el orden que se empleará.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy

Seguidores

2,913FansMe gusta
510SeguidoresSeguir
5,258SeguidoresSeguir
450suscriptoresSuscribirte

Suscríbete a nuestro boletín

Bienvenido(a)👋 Un placer conocerte. Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Puedes desuscribirte en cualquier momento.