0,00 S/

No hay productos en el carrito.

22.7 C
Lima
sábado, diciembre 3, 2022

Cuba: Las dos caras de los políticos peruanos

Por Manuel Silva

¿Qué está pasando en Cuba?

El pueblo cubano salió en una masiva manifestación el domingo 10 de julio al grito de “Abajo la dictadura” y “Patria y Vida”, parafraseo al lema de la revolución cubana (Patria o Muerte), cambiado de interpretación por los raperos Maykel Osorbo y El Funky, quienes titularon así a su canción, convertida en el himno de las marchas que continúan frente a la represión del gobierno de Díaz-Canel que incita a sus partidarios a combatir a los grupos manifestantes.

“La orden de combate está dada, a la calle los revolucionarios”, señalaba el presidente cubano en televisión abierta. Lo que, es más, se han tomado severas restricciones en el contenido y el servicio de Internet para evitar la viralización de los videos registrados durante el pedido ciudadana en las calles.

El pedido inició el domingo en las localidades de San Antonio de los Baños y Palma Soriano, como muestra de hartazgo al descontrolado rebrote de COVID-19, las autoridades informaron que había 7.000 casos y 31 muertos nuevos tan solo el mismo día en que comenzaron las manifestaciones, aunque la oposición sostiene que los datos reales son mucho peores y que muchas zonas están al borde del colapso sanitario.

A esto se le suma también el grave golpe económico que sufre la isla puesto que uno de los motores principales de la economía cubana, el turismo, se ha desplomado por la pandemia, lo que ha traído inflación, la escasez de alimentos y de productos básicos, En 2020, la economía se contrajo un 11%, el peor dato en tres décadas, y a principios de año el Gobierno cubano propuso un nuevo paquete de medidas económicas que aumentaron los salarios y las pensiones, pero también los precios.

 

Las dos caras de la política peruana

Cara 1: La primera culpa: el bloqueo

El discurso del presidente Miguel Díaz-Canel es que Estados Unidos está detrás de las movilizaciones masivas en la isla; niega que sea una rebelión que se origine por causas internas, y acusa a Washington de ejecutar una “política de asfixia económica para provocar estallidos sociales en el país”. Se refiere a las sanciones de Estados Unidos a Cuba en materia económica, financiera y comercial, por las cuales se restringe la compra y venta de mercancías desde y hacia Cuba, limitando también las transacciones con otros países, ya que no es posible utilizar dólares para llevarlas a cabo.

La negación del origen interno de los problemas en la isla y el uso del bloqueo como el primer y hasta único argumento, fue sido adoptada por las autoridades de Cuba desde hace varios años. El mismo argumento se ha usado para la crisis venezolana. Los partidos de la izquierda peruana se hacen eco de ese argumento y para ellos no hay un problema de libertades y de democracia en Cuba, no hay falta de libertad de prensa, de organización política, opinión, crítica y derecho a disentir. Todo es culpa del bloqueo.

Una de sus voces es el presidente del partido Perú Libre, Vladimir Cerrón, organización política que alberga al próximo presidente Pedro Castillo.

Asimismo, uno de los principales aliados del Perú Libre, Nuevo Perú tambiém tomó partido por el régimen cubano, sin algún comentario sobre los miles de cubanos en las calles reprimidos duramente por el gobierno. Para  Nuevo Perú, la situación que afronta Cuba se debe al “criminal bloqueo”.

La politóloga Paula Távara comenta que la democracia debe ser defendida por la derecha y la izquierda, pero con coherencia, algo que no se aprecia en el caso cubano. “Creo que la defensa a la democracia debe ser ejercida con coherencia, por lo que una izquierda que no acepta que hay una dictadura en Cuba, pero reclama respeto a la elección popular en Perú, no es coherente con estos principios democráticos.  Ahora, Vladimir Cerrón estudió y se formó políticamente en Cuba, con lo cual también es de esperar que, sumada a su radicalidad, su lectura de la situación esté parcializada. Esperemos que esta no sea una opinión o postura compartida por el señor Castillo”.

En la izquierda, es minoritaria la crítica al gobierno de Cuba. Uno de ellos es Richard Arce, ex congresista, que manifiestan su preocupación por la represión y piden “nuevos vientos para Cuba”.

 

Cara 2: Democracia y golpe

En tanto, la derecha en el país condena a la dictadura cubana y pide que la democracia llegue a ese país. Curiosamente, la mayoría de sus voceros se niegan a respetar el orden democrático expresado en las urnas y hacen todo lo posible para evitar la asunción al del próximo presidente mediante trabas legales, y ha pedido a voz en cuello un golpe de Estado. Estos sectores piden democracia en Cuba, pero alientan que se interrumpa la democracia en el Perú.

La presidenta de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, fue una de las primeras en dar su voz en contra de la situación que vive Cuba, pero comparándolo con el proceso de elecciones en el Perú, lo que, según indica, se quiere “torcer la voluntad popular”.

La candidata señaló hace poco: “Dicen que en pocas horas o días van a consumir el fraude en mesa y nosotros les decimos que no vamos a aceptarlo. A lo largo de estas semanas hemos visto tantas denuncias irregularidades y quieren apresuradamente lanzar un resultado”, dijo Keiko Fujimori al respecto de la próxima asunción de Castillo a la presidencia, bajo el discurso de “fraude electoral”.

La idea de “fraude” ha sido replicado por muchos, como se ve en el tuit de Fujimori, asegurando que una amplia mayoría de peruanos afirma que hay irregularidades en el proceso de elección; sin embargo, la encuesta de Ipsos nos muestra otra situación: 2 de cada 5 peruanos creen que hubo irregularidades a favor de ambos candidatos, pero en general fueron elecciones limpias.

Al respecto de este grupo, Távara nos señala que: “Este grupo ha utilizado históricamente la situación de Cuba (y más recientemente Venezuela) para golpear a la izquierda, por lo que no sorprende que en una situación en que el relato en el país está pasando de «defender la democracia» a «defendernos del comunismo» se utilice aún más la protesta legítima de los cubanos. Ahora, innegablemente este no es un discurso de demócratas porque al mismo tiempo en el Perú apoyan, de diversas formas, estrategias antidemocráticas para evitar un gobierno de Castillo”.

En ambos lados existe un doble discurso, mal empleado en la política para conseguir los fines; como recuerda Paula Távara, “estamos frente al discurso de lo que Eduardo Dargent ha llamado bien «demócratas precarios», actores políticos que no están realmente comprometidos con los principios más profundos de la democracia sino que les utilizan según su conveniencia política, según si en ese momento sus objetivos encajan con la democracia… y por ello también más fácilmente ceden a no apoyarla en otras ocasiones”.

Al cierre de esta nota, el virtual presidente electo publicó tres mensajes por Twitter confusos y contradictorios. Consideró que el bloqueo económico que le impuso EEUU a Cuba es “antihumano e inmoral”, que las protestas en Cuba son “legítimas” y sus reclamos deben resolverse sin silenciar lo que denominó una “persecución económica norteamericana”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy

Seguidores

2,913FansMe gusta
510SeguidoresSeguir
5,258SeguidoresSeguir
450suscriptoresSuscribirte

Suscríbete a nuestro boletín

Bienvenido(a)👋 Un placer conocerte. Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Puedes desuscribirte en cualquier momento.