0,00 S/

No hay productos en el carrito.

17.7 C
Lima
martes, mayo 21, 2024

Ministerio de Ciencia y Tecnología, ¿para cuándo?

En su mensaje del 28 de julio, asumiendo la Presidencia de la República, el profesor Pedro Castillo reiteró su promesa de campaña, la creación de un Ministerio de Ciencia y Tecnología. Aunque esta propuesta ya había aparecido en una anterior campaña, lo cierto es que nunca se creó. ¿Terminará este gobierno y quedará otra vez en el olvido? ¿Acaso es una promesa irrelevante? ¿Por qué lo necesitamos? ¿Qué problemas surgirían en su creación? ¿En que nos beneficiaría su existencia?

Una de las razones más evidentes, especialmente debido a la pandemia, es que no podremos enfrentar problemas globales si no tenemos una base firme para el desarrollo científico y tecnológico. En un escenario mundial donde el conocimiento se ha vuelto central para la producción, la economía, la salud, el bienestar social en general, no podemos contentarnos con ser consumidores del conocimiento científico y tecnológico que vienen desde los centros de poder global. Invertir en estos aspectos es invertir en el desarrollo nacional, siempre que se tenga claro la finalidad de este posible ministerio. ¿Qué queremos, como país, al crear un ministerio así? Al ser una entidad pública, su sentido debe estar ligado al desarrollo y bienestar de la sociedad. Si no empezamos a debatir ni siquiera esta finalidad, no podremos dar el primer paso. Y puede convertirse en un ente burocrático más.

Luego del sentido teleológico, pueden aparecer otro conjunto de problemas epistemológicos y pragmáticos para su realización. Por ejemplo, en el primer grupo deberemos hacernos preguntas como: ¿a qué estamos denominando ciencia y tecnología? ¿se incluirán los saberes tradicionales? ¿o seguirán siendo clasificados como no científicos ni relevantes? ¿Qué lugar tendrán y cómo se relacionarán los distintos saberes científicos y tecnológicos? ¿O será solo predominio de las ciencias naturales y sus tecnologías? ¿Tendrán lugar las ciencias sociales y las ciencias humanas? De ser así, seguiremos creyendo que las pandemias solo son problemas biológicos, aislando a las otras ciencias con sus propuestas para hacerle frente.

Las preguntas pragmáticas, no menos relevantes, serán: ¿Cómo coordinará este ministerio con las otras instituciones públicas que realizan investigación científica? Pensamos en las universidades, el Instituto Nacional de Salud, los hospitales, el Instituto Peruano de Energía Nuclear, etc. ¿Centralizará todas las investigaciones? ¿Solo las supervisará? ¿Recogerá los logros de las investigaciones de los distintos sectores? ¿Es la que dará el financiamiento? Además, ¿cómo coordinará este ministerio con los demás ministerios para que se sirven de los conocimientos logrados? Casi todos los ministerios requieren de conocimientos científicos para tomar buenas decisiones, no solo son suficientes los criterios políticos para el buen gobierno. ¿Tendrá iniciativa política (o legislativa) este ministerio? Es decir, que los expertos hagan propuestas en los rubros de sus competencias. ¿O solo será un ente subordinado al poder de turno? ¿Cómo van a participar los prestigiosos académicos peruanos que existen en otros países? Otro asunto será el financiamiento: ¿cuánto se otorgará del presupuesto nacional a este ministerio? ¿podrán participar en el financiamiento de investigaciones las empresas privadas? ¿bajo qué condiciones?

Muchos asuntos deberán aclararse en el camino, pero es bueno empezar a andar. No obstante, como ocurre con la política nacional, los asuntos sustanciales tienden a quedarse en el camino, por lo que será tarea de las universidades y los investigadores de incentivar el debate en torno a la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy

Seguidores

2,913FansMe gusta
510SeguidoresSeguir
5,258SeguidoresSeguir
450suscriptoresSuscribirte

Suscríbete a nuestro boletín

Bienvenido(a)👋 Un placer conocerte. Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Puedes desuscribirte en cualquier momento.