0,00 S/

No hay productos en el carrito.

15.1 C
Lima
domingo, octubre 17, 2021

Congreso busca suspender las elecciones primarias para el 2022: un primer ataque a la reforma política

La Comisión para la Reforma Política y la fragilidad de los partidos políticos

A través de la Resolución Suprema 228-2018-PCM se dio vida a la Comisión de Alto Nivel para la Reforma Política (CANRP). Esta misma resolución designó al politólogo Fernando Tuesta como coordinador de la Comisión de Alto Nivel. En su texto final presentado en marzo del 2019 se precisa que uno de los grandes problemas de la democracia peruana es la debilidad de sus partidos políticos; y partidos débiles tienen a presentar candidatos no idóneos. Asimismo, en nuestro país se tienen un excesivo número de partidos y de organizaciones políticas regionales que no son realmente representativos ni cuentan con un cuadro de militantes o afiliados capaces de cubrir los cargos en disputa en las elecciones en las que deben participa. Ante este contexto, la Comisión de Alto Nivel para la Reforma Política planteó establecer un sistema de elecciones internas abiertas a la participación ciudadana, el proyecto propuso que las elecciones sean internas, abiertas y obligatorias para toda la ciudadanía. Además, se determinó que están sean simultáneas, para evitar que los ciudadanos puedan votar por partidos diferentes y para hacer más ordenado el proceso de selección. Esto se presentó bajo la idea de elecciones PASO (Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias), tomando como ejemplo el caso argentino.

“Uno de los temas donde se incidió mucho en el debate de la Reforma Política fue que exista realmente democracia dentro de las organizaciones políticas para elegir a sus candidatos. Generalmente, los partidos utilizan mecanismos indirectos con delegados que no representan necesariamente lo que quieren, incluso, los propios afiliados. Se pensó en un mecanismo nuevo, distinto, en el cual haya la posibilidad de que los ciudadanos puedan participar en la elección de candidatos antes de las elecciones Generales o las Municipales y Regionales. La idea era que nosotros podamos decidir la oferta de candidatos mediante las elecciones primarias. Aquí pueden votar todos los ciudadanos, no solo los afiliados, el fin es generar la participación y democratización del proceso de selección de candidaturas justamente para evitar las cupulas partidarias que se apropian de la elección o la selección de candidatos”, nos comparte la ex ministra de Justicia y quien fue Secretaria Técnica de la CANRP, Ana Neyra.

El Congreso y su primer ataque a la reforma

Mediante el proyecto 128 la Comisión de Constitución del Congreso buscaba eliminar las elecciones primarias con voto universal, simultaneo y obligatorio, para las elecciones municipales del 2022. Los congresistas firmantes son los que aparecen en el siguiente gráfico de La República:

Sin embargo, sin mesura los parlamentarios hicieron ejercicio de su voto y tan solo un día después de presentarse el pre dictamen, la Comisión de Constitución y Reglamento del Congreso aprobó el martes último y por mayoría el dictamen que suspende las elecciones primarias para los comicios regionales y municipales del 2022. La norma modifica también el plazo para afiliarse a una organización política y ser candidato durante el proceso electoral 2022, el cual vencía el 3 de octubre del presente año y que ahora se extendería hasta 5 de enero de 2022.

El dictamen, sobre reglas electorales aplicables a las Elecciones Regionales y Municipales del año 2022, fue aprobado por 14 votos a favor, dos en contra y dos abstenciones.

Legisladores de Fuerza Popular, Perú Libre (con excepción de Víctor Cutipa), Alianza para el Progreso, Avanza País, Renovación Popular, Podemos Perú y Juntos por el Perú respaldaron la propuesta, mientras que Somos Perú-Partido Morado votó en contra y Acción Popular se abstuvo.

Imagen: Martín Hidalgo

Una decisión sin respetar la opinión de los organismos. La forma tan apresurada para aprobar el dictamen en Comisión no respetó la opinión de uno de las entidades más importantes en el proceso de elecciones, el propio Jurado Nacional de Elecciones. El JNE presentó su opinión consultiva al Congreso a razón del mencionado dictamen donde que estás disposiciones técnicas no son viables en el marco de las Elecciones Regionales y Municipales 2022.

Asimismo, la Asociación Transparencia exhortó al Congreso horas antes de la votación a no volver a poster la aplicación de las normas electorales con miras a las elecciones regionales y municipales del próximo año.

“Hemos terminado las elecciones generales, luego entramos a las municipales y regionales, son fechas ajustadas. Este es un argumento que va de la mano con la pandemia porque la pandemia ha generado todos estos retrasos. Pero todo está para discutirlo, el proyecto de ley va a una comisión donde será analizado y enriquecido o se modificará. No estamos hablando de un proyecto definitivo”, fueron las palabras del parlamentario de Renovación Popular, Jorge Montoya, ante el primer movimiento de la Comisión.

¿Se puede usar la pandemia como justificación?
Trasladamos esta interrogante a la ex ministra Neyra quien remarcó “sorprende que el argumento trate de ser la pandemia pues se ha demostrado en las elecciones tanto de abril como de junio – sobre todo en segunda vuelta donde estábamos en el punto más alto de contagios en la pandemia- que esto no incrementó el número de infectados. El otro argumento que se usaba es el costo, si bien las elecciones primarias conllevan una inversión, esto busca la participación de la ciudadana. Parecería que lo que quieren los partidos representados en el Congreso, y algunos que están fuera, es mantener el control en la selección de candidatos. Y esto ha obtenido amplio consenso, casi todos los partidos han votado a favor de este primer dictamen propuesto en la Comisión de Constitución”.

El politólogo y presidente de la CANRP, Fernando Tuesta, compartió en su columna “El pretexto de la pandemia” que en el momento en el que se realicen las PASO, a inicios del próximo año, la gran mayoría de la población electoral estará vacunada; un factor que no estaba presente en nuestras elecciones generales pasadas. El COVID-19 es, pues, una excusa y no un problema de seguridad sanitaria, pues, si ese fuera el caso, también se debería solicitar la suspensión de las elecciones regionales y municipales de octubre.

 

“¿Qué buscan realmente algunas bancadas? En pocas palabras, deshacerse de las pocas reformas políticas que se aprobaron hace dos años. Las reformas partían de un diagnóstico: debilidad representativa, extendido fraccionamiento y bajo nivel organizativo y de cohesión en los partidos. Los partidos desafiantes no fueron una alternativa para recomponer institucionalmente un sistema de partidos, sino que acentuaron su debilidad y permitieron la presencia de un sinnúmero de partidos subnacionales que, a su vez, fraccionan aún más el sistema partidario. Esta representación partidaria desarrolla una dinámica informal e ilegal de la política institucional. Se proponía abrir las elecciones internas para otorgarle participación y legitimidad al proceso de selección de candidatos, así como elevar las exigencias para mantener la inscripción legal de un partido político y de un movimiento regional en un registro lleno de organizaciones que no eran sino cascarones que estimulaban los llamados “vientres de alquiler”, cuyo efecto era la mercantilización de la política”, señala.

“No quieren tener un mínimo de exigencia en la participación. Debemos recordar que en la última diligencia interna para las elecciones 2021 la participación de afiliados fue muy baja. Sí deberíamos exigir que los partidos nos deban asegurar una mínima convocatoria para la selección, cosa que no estaría pasando. El filtro de la participación ciudadana no se estaría cumpliendo por tercera vez: no se aplicó en el 2019 porque estaba muy cerca la elección del 2020, no se aplicó en el 2020 por la pandemia y ahora 2022 por el pretexto de pandemia”, complementa Neyra.

Lo que dice el nuevo texto y su posible aprobación

El nuevo texto presentado por la Comisión de Constitución incorpora cinco disposiciones transitorias a la ley 26859, Ley Orgánica de Elecciones donde se dispone que los artículos relacionados a las elecciones primarias en los partidos no serán aplicados para la elección del 2022; asimismo se añaden otras disposiciones como el horario de apertura y cierre de las mesas de sufragio, personas exentas del pago de multas por omisión al sufragio.

Para Ana Neyra los votos presentados en Comisión muestran un fuerte consenso en el Congreso, por lo que una aprobación en el Pleno del Congreso no debería sorprender. “Por la configuración de la votación en la Comisión de Constitución parecería que tienen una importante cantidad de votos y esta no es una reforma constitucional, es una reforma legal. Las bancadas que se ha abstenido ha sido Acción Popular (Somos Perú votó en contra). Creo que, si las votaciones en el Pleno tienen la misma proyección que los votos de Comisión, podría ser aprobada…Esta es una forma de retroceder en la reforma política, pudo entenderse en el 2020 por la coyuntura de la pandemia, pero aquí lo que se está haciendo es dilatar algo de forma permanente. En la práctica, los partidos deberían ser transparentes y decir que no quieren las elecciones primarias y buscar un mecanismo alternativo para generar la selección de candidaturas más participativas y que no solo tenga la presencia de las cupulas. Una serie de filtros que se pusieron en la reforma para garantizar que todos los partidos políticos y movimientos regionales verdaderamente representativos puedan mantener la inscripción se están quitando”.

Imagen: Wilber Huacasi

Columnistas de Hoy

Mantente conectado

1,900FansMe gusta
270SeguidoresSeguir
3,800SeguidoresSeguir
360suscriptoresSuscribirte

Últimos artículos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here