0,00 S/

No hay productos en el carrito.

14.9 C
Lima
jueves, octubre 6, 2022

La fiesta política del bicentenario

Cómo se está volviendo tradición por parte de los legisladores del país desde la presidencia de Pedro Pablo Kuczynski, otra vez se presenta una moción de vacancia presidencial contra Pedro Castillo por “su permanente incapacidad moral o física” (Artículo 113 de la Constitución del Perú). A la fecha los partidos políticos del congreso que se mostraron a favor de la vacancia son: Fuerza Popular, Renovación Popular y Avanza País; partidos de derecha que son opositores del gobierno.

Por otra parte, haciendo una revisión de las actividades públicas del ejecutivo, considero que ellos han puesto en bandeja sus debilidades o, en palabras coloquiales, “al servicio de sus opositores”. Las acciones de los ministros, del presidente y su entorno cercano son cuestionables; como por ejemplo el más reciente escándalo del ex secretario Bruno Pacheco; otro punto es la debilidad en la construcción comunicacional que no favorece a una mayor legitimidad pública. Como mencioné en un artículo pasado, el ejecutivo sigue cayendo en lo mismo lo cual hace que sean un actor débil ante sus opositores.

Y justamente esos opositores no se limitan sólo a los congresistas, sino también a los medios de comunicación que en su mayoría no son aliados de este Gobierno. Recordemos que los actores políticos que están en el ojo público por parte de los medios son principalmente el presidente y su gabinete (ejecutivo); así como los actores del congreso (legislativo). En el contexto actual se evidencia una mayor inclinación de cobertura de los medios hacia las acciones del presidente Pedro Castillo, sus ministros y su entorno de confianza; y con énfasis en las acciones que desprestigien su imagen pública.

Estos hechos nos llevan a colegir que el enfoque actual de la esfera pública se concentra más en el Ejecutivo, pero ¿Quién está detrás de los congresistas? ¿Quién fiscaliza sus acciones en base a sus tres funciones básicas (legislar, fiscalizar y representar)? En general, es escaso el interés comunicacional en el congreso. Este escaso monitoreo público por parte de los medios puede ser contraproducente cuando hablamos de reformas que están en manos del Congreso y no son cubiertas; como por ejemplo la reforma política o la reforma universitaria, esta última que se encuentra en peligro ante las recientes iniciativas legislativas.

Los ciudadanos se guían por las imágenes políticas que generalmente son monopolizadas por los medios de comunicación, tradicionales o no tradicionales, ante ello es justamente su relevancia porque comunican lo que las personas no pueden observar de manera directa. Si no cubren las decisiones políticas que pueden afectar sus derechos, los ciudadanos no tendrán las herramientas para ser vigilantes y solicitar rendición de cuentas a sus representantes.

De esta manera, los hechos de estas semanas nos llevan a las siguientes principales conclusiones: la incapacidad de Castillo y su equipo para actuar como un actor político capaz de neutralizar a sus opositores, la ya conocida fiesta de la vacancia presidencial de los opositores del congreso y; la concentración de los medios de comunicación en el ejecutivo y su baja cobertura ante las acciones del Congreso. Estas inflexiones de la política peruana se han normalizado en el actuar político desde hace unos años, los ciudadanos hemos normalizado las crisis políticas y el conflicto constante entre estos dos poderes del Estado, ante ello ¿Por qué el ejecutivo no toma cartas en el asunto, si es previsible las acciones en contra de sus opositores? Otro punto por analizar en una próxima columna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy

Seguidores

2,913FansMe gusta
510SeguidoresSeguir
5,258SeguidoresSeguir
450suscriptoresSuscribirte

Suscríbete a nuestro boletín

Bienvenido(a)👋 Un placer conocerte. Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Puedes desuscribirte en cualquier momento.