0,00 S/

No hay productos en el carrito.

23.1 C
Lima
miércoles, febrero 1, 2023

PUNTO DE NO RETORNO

Luego de lo declarado y revelado en la entrevista a Epicentro TV[1], me parece claro que el respetable ex fiscal y renunciante ministro del interior Avelino Guillén no se mantendrá en el gabinete ministerial.

 

Guillén ha puesto la varilla bastante alta; no sólo en lo que corresponde a los ascensos, reasignaciones y pases al retiro en la policía nacional del Perú que ha pretendido y pretende el comandante general de la policía, Javier Gallardo, sino también en cuanto al equipo de asesores del presidente Pedro Castillo, a la presunta existencia de un gabinete en la sombra y a la resistencia de Castillo para escuchar. Además, por cierto, del carácter irrevocable de su renuncia.

 

Con su renuncia, Avelino Guillén ha demostrado –una vez más- la dignidad y entereza que lo ha hecho merecedor del respeto y admiración por parte de amplísimos sectores de la población, no sólo de quienes recordamos su destacada actuación en el juicio a Alberto Fujimori Fujimori.

 

La postura de Guillén es una lección sobre lo que es hacer política y, al mismo tiempo, constituye un reto para sus colegas en el gabinete ministerial, así como para los y las congresistas que se resisten, por ejemplo, a firmar la moción de censura al ministro de transportes y comunicaciones.

 

El largo silencio del presidente Pedro Castillo va más allá de la pregunta de si está o no preparado para gobernar; lo muestra más bien como un huidizo político ante una evidente y grave crisis.

 

Ese silencio no es sólo del presidente Castillo. Es también de los miembros del gabinete. Salvo la presidenta del consejo de ministros, Mirtha Vásquez, que desde un inicio expresó su respaldo al renunciante ministro del interior, los demás han guardado silencio o se han expresado tibiamente –como Hernando Cevallos[2], ministro de salud, o Roberto Sánchez[3], ministro de comercio exterior y turismo-; mención aparte merece el selfie que la ministra de la mujer, Anahí Durand, tuvo que borrar de su twitter porque lindaba con la frivolidad en medio de la grave crisis que el gobierno afronta en estos días[4].

 

¿Es todo esto causal de vacancia? No, no lo es. Pero sí es razón poderosa para que el gobierno de Pedro Castillo dé muestras claras e indubitables de sus opciones en favor de la institucionalidad democrática y de la lucha contra la corrupción.

 

El escenario de la caída del gabinete si es que la premier Mirtha Vásquez convierte su apoyo a Avelino Guillén en renuncia a la presidencia del consejo de ministros está presente y es –a esta hora de domingo por la tarde- el más probable. Pero no soy capaz de prever lo que ocurrirá en las próximas horas. Vásquez ha mostrado habilidades para afrontar situaciones complejas; pero Castillo no y es él quien tiene la última palabra.

 

Lo dejo ahí y sigo en la tensa espera del desenlace de esta crisis, la más grave que afronta el gobierno de Pedro Castillo en sus primeros seis meses de gestión y –como varios han señalado- un parteaguas.

[1] https://epicentro.tv/entrevista-exclusiva-con-el-renunciante-ministro-del-interior-avelino-guillen/

[2] https://larepublica.pe/politica/2022/01/30/hernando-cevallos-es-una-perdida-la-salida-de-avelino-guillen-ministerio-del-interior/

[3] https://gestion.pe/peru/politica/ministro-sanchez-sobre-renuncia-de-guillen-hay-que-poner-la-seguridad-mas-alla-de-los-nombres-pedro-castillo-nndc-noticia/

[4] https://twitter.com/contracultural/status/1487898487236829184?s=20&t=7XGGqROhokVRatxOH-knRg

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Columnistas de Hoy

Seguidores

2,913FansMe gusta
510SeguidoresSeguir
5,258SeguidoresSeguir
450suscriptoresSuscribirte

Suscríbete a nuestro boletín

Bienvenido(a)👋 Un placer conocerte. Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada.

¡No enviamos spam! Puedes desuscribirte en cualquier momento.